Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valenciano exige a Defensa que proteja la vida de los traductores en las misiones militares

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha exigido este martes al Ministerio de Defensa que proteja la vida de los traductores que trabajan para las Fuerzas Armadas en las misiones en el exterior, ya que, en su opinión, el Gobierno no puede "dejar que sus vidas corran peligro por haber trabajado" para España.
Así lo indica Valenciano en un comentario en su página personal de Facebook, haciéndose eco de la información revelada por la Cadena Ser según la cual militares españoles presionaron a un traductor afgano para que retirase su petición de asilo ante la Embajada española en Afganistán a cambio de contratarle en la base de Heart.
Según la citada emisora, al negarse a ello, se le ordenó entregar el uniforme militar, el chaleco antibalas y el casco y a abandonar inmediatamente la base militar. Defensa ha admitido después que la orden existió, pero que fue mal interpretada por alguien en la cadena de mando y que se está investigando, razón por la cual ha sido anulada.
La dirigente socialista valora la rectificación del Ministerio de Defensa, "que reconoce ahora que un contrato de trabajo no puede interferir en una petición de asilo, que es un derecho irrenunciable". Por eso, exige que se investigue y, sobre todo, que se proteja a estos trabajadores cuyas vidas corren peligro.
MÁS ALLÁ DE LA COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA
Valenciano recuerda que "sin la intervención de estos traductores, la labor de las tropas en misiones en el extranjero no sería posible", ya que considera que "su papel como enlace con la población y las fuerzas de seguridad del país donde se actúa va mucho más allá de la simple facilitación de la comunicación lingüística".
"Traducir es también trasladar las diferencias culturales y de civilización, acercando a las partes que se encuentran y a las que no sólo separa la barrera del idioma, sino también usos, costumbres, creencias, tradiciones y vivencias radicalmente diferentes", explica.
Según la número dos del PSOE, "el traductor traslada todo este bagaje con su trabajo, acercando realidades diferentes, y nuestras tropas, nuestros cooperantes, los empresarios españoles que emprenden procesos de internacionalización tienen mucho que agradecer a estos profesionales". "No podemos dejar que sus vidas corran peligro por haber trabajado con nosotros. Su tarea es vital y debemos protegerles", concluye.