Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valenciano abordará la campaña como una nacional y avisa al PP de que sí hablará de "la libertad de las mujeres"

Dice que Andalucía es la prueba de que se puede hacer frente a la crisis de otra forma
La vicesecretaria general del PSOE y cabeza de lista en las elecciones al Parlamento Europeo, Elena Valenciano, ha subrayado este viernes que la campaña de las elecciones europeas hay que abordarla como si se tratara de una verdadera "campaña nacional", por la importancia que tiene para los ciudadanos, y ha avisado de que no aceptará que "hablar de la libertad de las mujeres sea una cosa menor".
Valenciano ha respondido así al hecho de que el PP le reproche que vaya a hablar de la campaña de asuntos como la reforma de la Ley del Aborto, durante su intervención en Sevilla en un desayuno informativo del Fórum Europa.
Además, se ha mostrado convencida de que el candidato del PP, el ministro Miguel Arias Cañete, se presenta a las elecciones porque persigue ser comisario europeo. "Eso sí que me preocupa", ha afirmado. Preguntada sobre si el candidato del PP le da "morbo", ha expresado que de "morbo, nada".
Valenciano está segura de que Arias Cañete va a defender durante su campaña la política de la derecha europea que ha sido impuesta en los últimos años. En cuanto a ella, ha dicho que va a hablar del cambio que se necesita en la política económica en Europa y de todas las medidas que el socialismo presenta.
Según su análisis, estos comicios porque se decide el futuro de millones de ciudadanos y la viabilidad del proyecto de unidad de Europa. Ahora mismo, ha dicho, se libran tres batallas en Europa: la batalla de la lucha de la crisis y de la creación de empleo y la recuperación económica; una batalla ideológica, sobre el modelo de sociedad que queremos, y una batalla histórica, sobre si una Europa unida sigue siendo viable o no.
Así, ha defendido que el rumbo de Europa depende de cuál de las dos familias, la del Partido Popular o la de Partido Socialista, consigue la mayoría en el Parlamento Europeo. Y ha añadido que Europa necesita entregar el timón a la izquierda, para reconstruir la Europa de la solidaridad, y también lo necesita España para no quedar desenganchada del tren europeo.
La candidata socialista ha manifestado que Andalucía es una demostración de que se puede hacer frente a la crisis de otra forma. Ha destacado que esta ha sido la comunidad que con mayor solvencia ha cumplido con el objetivo de déficit, con responsabilidad y con lealtad institucional.
Eso lo ha hecho, según ha añadido, manteniendo la educación pública, los servicios sociales y estando cerca de los ciudadanos para intentar dar una solución a sus problemas.
Sin duda, según Valenciano, hay otra manera de hacer las cosas que tiene que ver con la preservación de la cohesión social, el modelo que se requiere en Europa.
FRENAR LA COLISIÓN
Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que ha sido la encargada de presentar a Valenciano, ha manifestado que esta comunidad se juega mucho en estas elecciones europeas y que urge cambiar cuanto antes la deriva que está tomando Europa en los últimos años.
"Estamos en un rumbo de colisión con los intereses de la ciudadanía europea, que no se siente reflejada en las políticas que se están imponiendo en nuestro viejo continente, y con la esencia misma del proyecto europeo, que tanto significó para Andalucía", ha señalado la presidenta.
Para Susana Díaz, corregir el rumbo significa que hay que cambiar a los que gobiernan hoy el buque de la Unión Europa. "Hacen falta otra tripulación al mando, nuevas ideas para Europa y gente con coraje, con determinación y con sensibilidad", según Díaz, para quien hay que ser capaces de oír lo que están siendo los ciudadanos de este continente. Según ha señalado, hacen falta personas como Elena Valenciano.