Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez Velasco deja en libertad a la abogada sospechosa de transmitir instrucciones a un preso etarra

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha dejado en libertad sin la imposición de medidas cautelares a la abogada Naia Zurriarain a la que ha citado a declarar como imputada para que explicara si entregó un "canuto o rulo" con instrucciones de ETA al terrorista Asier Arzalluz Goñi, preso en la cárcel de Sevilla II.
Zurriarain, que se encuentra en avanzado estado de gestación, ha abandonado las dependencias judiciales tras permanecer ante el magistrado menos de media hora. Según han informado fuentes jurídicas, ha rechazado en su comparecencia las acusaciones y se ha negado a contestar a las preguntas del magistrado y la Fiscalía, que le imputan un delito de pertenencia a organización terrorista.
La abogada trabaja en el bufete registrado la semana pasada en Bilbao, en la operación contra el frente de 'makos' (cárceles) de ETA. El juez decretó este lunes el ingreso en prisión de los ocho detenidos en la operación tras constatar que los arrestados destruyeron pruebas y trataron de huir, después de que el Ministerio de Interior hiciera pública por error antes de tiempo la operación.
Velasco considera que los ocho arrestados, los abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza, Aitziber Sagarminaga y Egoitz López de la Calle y los expresos de la organización Miren Aitzane Orkoaga Etxaniz, José Miguel Almandoz Erviti, Asier Aranguren Urroz y José Luis Campo Barandiarán Uribarri pertenecen al órgano denominado Koordinadora Taldea (KT).
En un auto fechado el pasado lunes destacaba que las reuniones celebradas por los detenidos en los despachos de los abogados eran "clandestinas", y ponía de manifiesto que contaban con un grado tal de autonomía que puede considerarse que el KT "conforma un brazo más de la ETA misma".
A los arrestados se les incautaron 33 octavillas "con la identificación de la organización terrorista" y documentos que muestran "no sólo la interrelación del grupo KT con la dirección de ETA sino el hecho de que la conforman y pertenecen a la misma".
En otro de los documentos incautados, ETA traslada a los presos sus "reflexiones internas en los últimos dos años" y aprueba un informe del debate mantenido al respecto por los encarcelados. También se localizó una comunicación de uno de los miembros del KT --'Masta'-- aportando sugerencias a la cúpula de la banda y el comunicado general de la organización fechado en abril de 2013.