Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vicepresidente del TS cree que la instrucción por tres jueces traerá retrasos y propone que se encomiende al fiscal

El vicepresidente del Tribunal Supremo, Angel Juanes, cree que encomendar la instrucción de los grandes casos a un grupo de tres jueces puede traer problemas de coordinación y retrasos, y considera que esa labor debería encomendarse al Ministerio Fiscal.
Es más, ha defendido que si la instrucción la hace el fiscal entonces sí tendría un sentido "correcto" contar además con un "tribunal colegiado" de tres jueces que actúen como "tribunal de garantías" de la propia instrucción.
En una entrevista en la Ser recogida por Europa Press, ha puesto como ejemplo la Sección de Cuestiones Preliminares que existe en el Tribunal Penal Internacional, con sede en La Haya, que hace un control de la investigación y puede adoptar medidas para la protección de los derechos fundamentales en los registros o intervención de comunicaciones telefónicas.
En su opinión, lo más adecuado y lo que agilizaría las causas procesales es que la instrucción recayese en el fiscal, con medidas "precautorias" para garantizar su independencia o para que, como en el caso de Portugal, si el fiscal no investiga, el perjudicado pueda pedir que lo haga el juez.
Si la instrucción no la hace el fiscal, se ha preguntado cómo se organizaría ese tribunal de instrucción colegiado, porque cree que podría garantizar los derechos de los imputados, aunque "ya lo están", pero también "problemas de coordinación y retraso".
En todo caso, ha remarcado que los textos legales "no son como empiezan sino como acaban", y que la futura Ley Orgánica del Poder Judicial tiene aún un largo recorrido. Así, ha confiado en que se tengan en cuenta los informes que hagan el Consejo Fiscal, el Supremo y el CGPJ, aunque no sean vinculantes.