Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo obispo de Vitoria propone "iniciativas audaces" para "reiniciar el camino de la paz y la reconciliación"

El nuncio apostólico en España preside la consagración de Juan Carlos Elizalde al frente de la Diócesis de la capital alavesa
El nuevo obispo de Vitoria, Juan Carlos Elizalde, ha iniciado este sábado su Ministerio Episcopal con una invitación a los religiosos de su Diócesis para "reiniciar un camino de paz y reconciliación en nuestra tierra" a partir de la oración y de las "iniciativas audaces". Además, ha reivindicado a los pobres, los parados, los inmigrantes y los marginados como "el corazón de la Iglesia".
Elizalde, nacido en Mezkiriz (Navarra), en 1960, ha sido ordenado este sábado obispo de Vitoria, en una ceremonia a la que ha asistido el nuncio apostólico en España, Renzo Fratini, así como una veintena de obispos y arzobispos españoles.
La ceremonia de consagración, en la que la lectura de la homilía ha corrido a cargo de Renzo Fratini, se ha celebrado en la Catedral de María Inmaculada de Vitoria. El presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, no ha podido asistir al acto, que ha supuesto el relevo oficial de Miguel José Asurmendi como obispo de Vitoria, cargo al que accedió en 1995.
Tras la homilía del nuncio apostólico, Elizalde ha animado a los sacerdotes y diáconos de Vitoria a formar un equipo "que transmita su alegría y pasión a las nuevas vocaciones". Además, ha pedido a los religiosos de su diócesis a "reiniciar" junto a él "un camino de paz y reconciliación en nuestra tierra", a partir de "la oración y las iniciativas audaces".
LOS POBRES Y LOS MARGINADOS
El obispo ha destacado que los pobres "son los primeros beneficiarios de esta fiesta eclesial". "La Iglesia de Vitoria es para ellos y mi corazón también", ha manifestado, tras lo que ha defendido la necesidad de que "los pobres, los parados, los inmigrantes, los marginados sigan siendo el corazón de la Iglesia de Vitoria".
En una línea similar, el nuncio apostólico en España ha destacado en su homilía que el corazón de un obispo "tiene que estar abierto a todos", aunque quien desempeña el Ministerio Episcopal "tiene que amar particularmente a los pobres, a los débiles y a los que padecen necesidad".
ESCUCHAR A LA GENTE
Fratini ha destacado que en una diócesis "se requiere la comunión entre los sacerdotes y su obispo, y entre los laicos y los pastores de la Iglesia", así como "entre los hermanos obispos y el Santo Padre". En el caso de los obispos, ha subrayado que estos han de actuar como "guías", y que su labor implica "escuchar y estar en medio de la gente".
"El obispo debe ser, para todos, un hombre compasivo, mandar siempre con benevolencia", ha añadido. El nuncio ha confiado en que Elizalde desempeñe su ministerio "como servicio al pueblo de Dios, al servicio de los más pobres" y "como hombre animado de la compasión".
Juan Carlos Elizalde es profesor de Teología y director del Servicio Religioso de la Universidad Pública de Navarra, así como profesor de las asignaturas de Religión (desde 1998), y Vicario Episcopal Territorial de la Zona de Pamplona-Cuenca-Roncesvalles.