Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vox dice que no admitirá que "roben" ninguna parte del territorio nacional, "ni por las armas, ni por urnas ilegítimas"

Vox ha pedido que se inicie ya el proceso de "ilegalización" de "Bildu-Sortu-Amaiur-ETA", al tiempo que ha advertido de que no admitirá que "roben ninguna parte del territorio nacional, ni por las armas de los terroristas, ni por las urnas ilegítimas".
El presidente de Vox y cabeza de lista del partido para las elecciones europeas, Alejo Vidal-Quadras, ha participado este jueves en el acto de presentación del partido en San Sebastián, junto al secretario general de la formación, Santiago Abascal, y su impulsor, José Antonio Ortega Lara.
Vidal-Quadras ha defendido "una reforma en profundidad" del actual Estado autonómico para "atacar el origen de las dificultades" y se ha referido a que los nuevos primeros ministros de Italia, Matteo Renzi, y de Francia, Manuel Valls, proponen "la simplificación del aparato del Estado y la reducción a la mitad del número de regiones", respectivamente, porque "pese a que se trata de mayorías de izquierdas, han entendido que deben atacar al origen de las dificultades con los remedios adecuados".
En este sentido, ha criticado que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, "todavía no ha captado" esto. Abascal y Ortega Lara se han referido, por otro lado, al referéndum "ilegal" sobre la independencia de Cataluña y han advertido de que su partido "no admitirá que roben ninguna parte del territorio nacional ni por las armas de los terroristas ni por las urnas ilegítimas de Artur Mas".
Además, Abascal ha exigido al Gobierno central que la Fiscalía y la Abogacía del Estado inicien el proceso para la ilegalización de "Bildu-Sortu-Amaiur-ETA, si quiere evitar el colaboracionismo con la política antiterrorista del PSOE".
Asimismo, ha denunciado que "la negociación política con los terroristas" supone "la rendición del Estado de derecho y privar a las víctimas de la memoria y la tutela judicial que merecen". Abascal ha defendido Vox como "una nueva alternativa política que trata de contribuir a la regeneración de la política española y a la democratización interna de los partidos".
El secretario general de Vox ha señalado que España lleva "30 años navegando en un sentido que busca la descentralización exagerada, que ha degenerado en separatismo en muchos casos" y, frente a ello, "hay que apostar por la unidad". "España no es el problema, es la solución", ha apuntado, para reiterar que Vox hace una apuesta clara por la superación del modelo autonómico actual "con los pies en la tierra".
En este sentido, también ha abogado por llevar a cabo "una ofensiva" frente a los independentistas "con todas las fuerzas políticas nacionales que apuesten por la concordia y el proyecto común de España".
Por su parte, Ortega Lara ha añadido que, además de esas reformas "a nivel colectivo", se requiere de "un cambio de actitud a nivel personal, de valores", porque la actual crisis "no es solo económica, ni institucional, sino también moral y ética".