Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ximo Puig viajará a Andalucía y Cataluña para "buscar alianzas" entre socialistas para un nuevo modelo de financiación

Acusa al PP valenciano de no tener estrategia en materia de financiación y a Montoro de "marear para no hacer nada"
El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, viajará la próxima semana a Andalucía y a Cataluña con el objetivo de "buscar alianzas" con las federaciones socialistas de estas comunidades para reclamar un nuevo modelo de financiación.
Ximo Puig, en una entrevista a Europa Press, ha avanzado que tratará de "convencer" a los socialistas andaluces y catalanes de la necesidad que tiene la Comunitat Valenciana de lograr una mejor financiación. "La mala reputación de la Comunitat afecta también al fenómeno de la financiación, porque aquí hemos tenido pocos recursos y los hemos gastado muy mal", ha subrayado.
En concreto, el lunes y martes irá a Sevilla donde mantendrá encuentros con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y con otros miembros de su gobierno. El miércoles y jueves, Puig estará en Barcelona donde se reunirá con el líder del PSC, Pere Navarro, y también con agentes sociales y económicos.
Respecto a su viaje a Cataluña, Puig ha anunciado que busca también un segundo objetivo como tratar de que la Comunitat Valenciana juegue "un papel de acercamiento, de diálogo y de puente" entre España y Cataluña. Considera que hay que "hacer un esfuerzo de persuasión con la opinión pública catalana de que juntos vamos mejor".
El secretario general de los socialistas valencianos ha criticado la "carencia de estrategia" del PP valenciano en materia de financiación, lo que "impide que se pueda avanzar en la dirección correcta". Por su parte, cree que la estrategia del PP nacional y del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, consiste en "marear para no hacer nada". "Intentan cambiar todo para no cambiar nada", ha apostillado.
Puig ha explicado que desde que el PP ganó las elecciones nacionales, los 'populares' valencianos "han renunciado" a pedir una mejor financiación. Al respecto, ha señalado que el PSOE ha presentado hasta tres veces en el último año iniciativas en el Congreso para pedir mejorar la financiación de la Comunitat y en todas ellas los diputados del grupo popular votaron en contra.
"CACHETES" DE MONAGO A FABRA
Ximo Puig ha criticado la "ausencia de capacidad de liderazgo" de Fabra lo que "hace que en otros territorios se nos gane la partida permanentemente". Al respecto, ha indicado que el presidente extremeño José Antonio Monago le da "un cachete" al jefe del Consell "cada vez que dice algo" pero "no pasa nada".
"A mi sus reyertas me tienen sin cuidado, pero esto nos cuesta mucho dinero, muchos servicios y mucho bienestar a los ciudadanos", ha dicho Puig. A su juicio, a la hora de hablar de financiación hay que tener en cuenta "el conjunto de la tarta y no solo el trozo de la tarta de las comunidades".
Así, ha destacado que "si el trocito de la tarta de las comunidades nos los tenemos que partir entre todos, no vamos a llegar a acuerdo". Asimismo, propone priorizar en función de las políticas y no de las administraciones.
"LA GENERALITAT ESTÁ DE FACTO INTERVENIDA"
Para Ximo Puig, "la Generalitat está de facto intervenida" y, en esta línea, ha indicado que, de momento, la Comunitat va "subsistiendo" gracias al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y al Plan de Pago a Proveedores, que son "créditos que tendremos que pagar en el futuro".
El dirigente socialista ha lamentado que en la autonomía valenciana "se pusieron todos los huevos en la cesta de lo inmobiliario y de los grandes eventos". Además, ha criticado que el PP y el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana "cambiaron a los equipos directivos y metieron mano en las cajas", lo que ha desembocado en "el desastre".
Puig ha expresado su apuesta por la reindustrialización, por la agricultura y por el turismo. También considera que hay que "reflotar" el sector de la construcción. Además, propone un nuevo Impiva y una segunda generación de política industrial con cogestión.