Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ximo Puig (PSOE) denuncia la "operación política" del PP para "dilatar en el tiempo" el caso

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha denunciado este miércoles la "operación de carácter político partidario" que, a su juicio, está llevando a cabo el Partido Popular con el objetivo de "dilatar en el tiempo" el 'caso Gürtel' "en sus distintas dimensiones".
Puig se ha expresado en estos términos en una rueda de prensa al ser preguntado por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que ha remitido a la Audiencia Provincial de Valencia el juicio por la pieza 3 del 'caso Gürtel', relativa a las contrataciones entre la Generalitat y Orange Market por la feria Fitur entre 2005 y 2009, ante la ausencia de personas aforadas, ya que las dos únicas que reunían esta condición, Milagrosa Martínez y Angélica Such, ambas exconsejeras de Turismo, renunciaron a sus actas de diputadas.
El dirigente socialista, quien ha indicado que respeta la decisión del TSJCV, ha manifestado que lo que está ganando el PP es "tiempo". "El objetivo fundamental para los socialistas valencianos es que más pronto que tarde, y ya es muy tarde, la justicia se pronuncie respecto al saqueo de las arcas públicas valencianas", ha resaltado.
El secretario general de los socialistas valencianos considera que "hubo negocio" entre Fabra y Milagrosa Martínez para que ésta renunciara a su acta de diputada, aunque "no sabemos los términos del contrato" ni "como se ha negociado".
Asimismo, ha resaltado que no se puede decir, "desde ningún término de decencia política", que una persona puede ser alcaldesa y no diputada, como es el caso de Martínez, quien sigue siendo la primera edil de Novelda (Alicante). "El presidente del Partido Popular lo es de todo el Partido Popular", ha apostillado.
A juicio de Puig, "las líneas rojas de Fabra son una auténtica metáfora", ya que entiende que "no sirven más que para saltárselas cuando conviene y para matar políticamente a su enemigos cuando conviene". En su opinión, "no sirven para el interés general".