Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero agradece la abstención de CiU, CC y UPN para aprobar los recortes

Según ha explicado el jefe del Ejecutivo, el estrecho margen del resultado de la votación (169 votos a favor frente a 168 en contra) era "el esperado", pero ha señalado que el PSOE, como grupo mayoritario de la Cámara, tenía el "compromiso" de sacar adelante un texto que, según ha reconocido, es "difícil, como todo el mundo puede comprender". 
También ha querido agradecer a los grupos que "han tenido la responsabilidad de facilitar la aprobación del decreto ley", en alusión a CiU, CC y UPN, cuya abstención ha permitido convalidar el decreto y evitar que se tramitara como proyecto de ley susceptible de ser modificado.
Zapatero ha hecho estas declaraciones tras la votación cuando salía del hemiciclo. En los pasillos del Congreso le esperaban numerosos periodistas que le preguntaba por su soledad parlamentaria, habida cuenta de que el PSOE no ha logrado sumar ningún apoyo. "No parece que esté muy solo, al menos de periodistas", ha bromeado.
En cualquier caso, ha reafirmado que el Gobierno y el PSOE seguirán "trabajando para que las nuevas reformas e iniciativas puedan tener más confianza parlamentaria" en el futuro.
Suspende su viaje a Río
Por otra parte, el presidente ha anunciado que no acudirá al viaje que tenía previsto realizar esta tarde a Río de Janeiro para participar, entre otros encuentros, en el III Foro de la Alianza de Civilizaciones. 
Según han confirmado fuentes oficiales del Ejecutivo, Zapatero ha decidido no asistir a dicho cónclave por el Consejo de Ministros del viernes, donde previsiblemente se aprobará el techo de gasto de los Presupuestos para 2011, y por la cercanía del 31 de mayo, el plazo que se dieron las partes implicadas en el diálogo social para llegar a un consenso sobre la reforma laboral.
Esta situación, según las fuentes consultadas, "obliga" a Zapatero a quedarse en Madrid para intentar desbloquear la necesaria reforma laboral, que incluso es reclamada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).  EPF