Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero rechaza analizar la campaña electoral para no crear desafección

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se dirige a la tribuna, durante la sesión de control al Ejecutivo del pleno del Congreso de los Diputados. EFEtelecinco.es
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha negado hoy a "entrar en el juego" de criticar la última campaña electoral, porque considera que hacerlo sólo generará desafección y desinterés en la actividad política, "que debe contar con el máximo respeto".
Zapatero ha eludido así responder en el pleno del Congreso al portavoz de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, quien ha tachado de "deplorable" la reciente campaña y ha reclamado al presidente del Gobierno listas abiertas y circunscripciones autonómicas en las elecciones europeas para fomentar la participación.
El jefe del Ejecutivo ha asegurado que él ha procurado explicar la política socialista para Europa y ha considerado que los excesos y las declaraciones desafortunadas que ha habido no son generalizables, por lo que ha instado a los dirigentes políticos a defender el valor de la participación política y de la democracia.
Las críticas de Duran se han centrado en la actitud del PSOE y del PP durante la reciente campaña, la peor, a su juicio, desde 1977.
Tras advertir de que airear temas de Estado y de seguridad no es bueno ni para la democracia ni para la confianza de los ciudadanos, ha asegurado a Zapatero que su mensaje de regenerar la vida política sigue siendo una asignatura pendiente, porque la campaña europea ha generado "más frustración" que ninguna otra.
En este contexto, ha considerado que la circunscripción electoral única separa a ciudadanos y candidatos, y ha emplazado al PSOE y al PP a aceptar las circunscripciones autonómicas, como hace incluso "la jacobina Francia".
A su juicio, es necesario también un cambio del sistema electoral para acabar con el sistema de listas cerradas.
Zapatero le ha asegurado que todo el mundo tiene una opinión sobre la reciente campaña, pero no ha querido hacer pública la suya porque tiene, ha dicho, "un gran respeto por la tarea de lo público y de los partidos", como la máxima expresión de la democracia.
En su opinión, es "poco conveniente y constructivo" responsabilizar a los grandes partidos de una campaña exagerada, aunque haya habido "exageraciones notables".
Y como ejemplo, ha recordado las palabras del candidato de CiU al Parlamento Europeo Ramon Tremosa, quien comparó la última visita del jefe del Ejecutivo a Cataluña con los viajes que hacía Francisco Franco a tierras catalanas.
"Debemos trabajar porque la participación sea mayor y empezar por poner en virtud Europa, la política y la tarea que todos hacemos", ha concluido sin ofrecer respuesta a las propuestas concretas expuestas por Duran.