Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zoido dice que no habrá "concesiones" a ETA y que el Gobierno la "combatirá" hasta que se disuelva

Afirma que "son muy pocos los efectivos que le quedan operativos" a la banda y "no tiene ninguna capacidad de actuar"
El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha advertido de que no habrá "concesiones" a ETA, a quien el Ejecutivo combatirá hasta su disolución, pese a que "hoy son muy pocos los efectivos que le quedan operativos y no tiene ninguna capacidad de actuar".
Zoido ha tomado parte en la primera jornada de la 'Escuela de Verano Miguel Ángel Blanco' que, organizada por las Nuevas Generaciones del PP bajo el lema 'Sigues dejando huella', se desarrolla a lo largo de todo el fin de semana en el Palacio Euskalduna de Bilbao.
En su intervención, el ministro, que ha tomado parte en una mesa bajo el título 'Desafíos de la Unión Europea: el terrorismo yihadista', ha recordado el "compromiso" mostrado en su día por Miguel Ángel Blanco y ha defendido la necesidad de que "no se olvide nunca su figura y lo que pasó aquellos días, un punto de inflexión".
"A partir de ese momento se unió todo el mundo, aunque no pasara mucho tiempo hasta que empezaron los desmarques, pero siempre hubo una formación, el Partido Popular, que ni cambió de mensaje ni lo cambia ahora", ha afirmado.
"NO MÁS PARIPÉS"
En este sentido, ha remarcado que "no hay concesiones porque no hay nada que conceder a una organización terrorista" como ETA. "En primer lugar porque no se han disuelto y el Gobierno exige, sin duda ni tibieza, disolución, desarme del todo y no un paripé más, que se arrepientan, que pidan perdón y paguen las deudas. No habrá ninguna concesión", ha subrayado.
De este modo, ha advertido de que el Gobierno de España mantendrá como "principios fundamentales" la "memoria, la dignidad, la justicia y la verdad".
"Ha habido momentos que en España no se ha sabido mantener vivos esos términos", ha lamentado, para añadir que a ellos hay que añadirles "el relato verdadero de lo que ha pasado, ya que aquí hay víctimas y verdugos".
Por todo ello, ha incidido en que el "objetivo" del Ejecutivo seguirá siendo "combatir a ETA hasta que se disuelvan, entreguen las armas, pidan perdón y paguen la deuda".
"Hoy son muy poco los efectivos que le quedan operativos y no tiene ninguna capacidad de actuar. No tienen respaldo ni tampoco la credibilidad de la sociedad", ha añadido.
Por último, el ministro ha pedido perdón a Mari Mar Blanco "por todos aquellos que no han sabido respetar la dignidad" de su familia y no han entendido que con sus reivindicaciones estaba "salvaguardando la dignidad de Miguel Ángel y de todas las víctimas".
"Me da pena que haya habido instituciones que no han entendido que no querías protagonismo, sino mantener viva la dignidad de las víctimas del terror", ha concluido.