Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El entorno abertzale presionó a la familia de Bolinaga para que continuase la huelga de hambre

Un sector del entorno abertzale ha presionado a la familia del etarra secuestrador de Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga, para que continuase con la huelga de hambre que el terrorista ha decidido concluir después de 15 días, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la situación vivida en las últimas horas en el Hospital Donostia de San Sebastián donde se encuentra ingresado.

Estas mismas fuentes han precisado que, pese a que los médicos desaconsejaron al terrorista emprender la huelga de hambre, no ha sido hasta hoy cuando Bolinaga ha decidido parar tras la intervención de su familia. Ha sido después de que el preso enfermo de cáncer sufriese un desmayo en el baño de su habitación del hospital en presencia de su hermano. En ese momento la familia instó al etarra a poner fin definitivamente a la protesta.
No obstante antes de comunicarlo oficialmente un sector del entorno abertzale presionó a la familia para que cambiasen de opinión y Bolinaga continuase con la protestas. A pesar de las presiones, el preso y su familia mantuvieron la decisión que fue finalmente comunicada por el hermano.
16 abandonos
A lo largo del día son ya 16 los presos de ETA que han decidido abandonar la huelga de hambre. Además del propio Bolinaga también lo ha hecho el portavoz de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, y el histórico Francisco Múgica Garmendia, alias 'Pakito' a quien han encontrado botes de comida vacíos en la celda de la cárcel zaragozana de Zuera en la que se encuentra.
El secuestrador de Ortega Lara ha tomado esta decisión dada su situación "de extrema debilidad". Según ha informado el portavoz de Herrira Jon Garay, en declaraciones ante el Hospital Donostia de San Sebastián en el que se encuentra hospitalizado Uribetxebarria, el recluso "ha decidido priorizar su vida".
Garay, en huelga de hambre también junto a otras 11 personas para pedir la libertad de Josu, ha realizado este anuncio que responde a "una decisión personal" dada su "débil" situación. Al respecto, ha constatado que la salud de Uribetxebarria "se ha ido deteriorando muchísimo" en los últimos días.
Además, ha señalado que aunque los médicos le dijeron desde un principio que en su estado una huelga de hambre "no hacía sino empeorar su diagnóstico y la poca posibilidad de hacer frente" a su enfermedad, Uribetxebarria decidió continuar hasta ahora, momento en el que "ha priorizado su vida".
Garay ha valorado la decisión de Josu porque "el conjunto de la sociedad vasca no quiere en ningún caso una nueva muerte a consecuencia del conflicto político", lo cual supondría "una tragedia".