Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La activista Laura Bugalho pacta con fiscalía 11 meses de prisión por falsedad documental para ayudar a inmigrantes

Una numerosa concentración muestra su apoyo a las puertas de los juzgados de Santiago
La activista Laura Bugalho ha llegado a un acuerdo este martes con la fiscalía para aceptar una condena de 11 meses de prisión por falsedad documental que realizó con el fin de ayudar a la regularización de personas inmigrantes.
Una numerosa protesta se han concentrado este martes a las puertas de los juzgados de Santiago en apoyo a esta activista en el marco de un proceso que se remonta a 2009, cuando fue detenida, según denuncia Bugalho, tras sacar a la luz una trama para introducir personas inmigrantes en el país de forma irregular a cambio de dinero en la denominada Operación Peregrino.
A partir de ahí, tuvo lugar un dilatado proceso que la afectada siempre achacó a una "venganza", que incluso fue archivado en 2013, pero que después de ser recurrido por fiscalía llegó a este martes con una petición de cárcel de más de tres años.
Así, tras llegar a un acuerdo de 11 meses de cárcel --no ingresará en prisión-- y 750 euros de multa --cinco euros durante cinco meses--, Bugalho ha sido recibida a la entrada del edificio judicial de Fontiñas con una gran ovación y al grito de: "Se tocan a Laura, tócannos a todas". Entre ellos, decenas de amigos, compañeros, miembros de varias asociaciones como Marcha Mundial das Mulleres, junto a representantes de diversos partidos como el BNG o Anova, y sindicatos como la CIG y CUT, que llevaban concentrados desde primera hora de la mañana.
Con megáfono en mano, una emocionada Laura Bugalho ha dado cuenta del acuerdo por el que no ingresará en prisión y en el que no tendrá que enfrentarse a juicio oral.
"Ya bastaba, sabemos que hay una represión generalizada, que todas de alguna manera sufrimos la injusticia de la mal llamada Justicia; pusimos fin a estos siete años, quedaron en 11 meses de condena penitenciaria que no voy a cumplir", ha explicado a la puertas del juzgado rodeada de personas en su apoyo y mientras un cordón policial protegía la entrada de los juzgados.
"LAURA SE VIO METIDA EN ESTA VORÁGINE POR AYUDAR A LOS DEMÁS"
Por su parte, la abogada de Bugalho, Mari Luz Canal, ha señalado que "el acuerdo consiste en reconocer que Laura es una persona muy solidaria, que pudo haber cometido a lo mejor algún error de bulto, pero por ayudar a los demás, lo sabe el fiscal, lo sabe el juez y lo saben todos".
Así, Mari Luz Canal ha recordado que este juicio "vino como consecuencia de que esta mujer destapó 19 tramas de tráfico de migrantes y de prostitutas". "Esto es como una amenaza, un poco de aviso a navegantes de cuidado dónde te metes", sostiene.
En esta línea, la abogada remarca que este proceso "duró demasiados años" y se busca "terminar de una vez" y "evitarle a Laura el sufrimiento de un juicio oral, cuando no es una delicuente, ni una persona que haya falsificado nada con propósito para beneficiarse de nada". Un acuerdo en el que se le ha aplicado un atenuante de dilaciones indebidas.
En este caso también se ha condenado a otra persona en los mismo términos que a Laura Bugalho por falsedad documental, según ha explicado la abogada en declaraciones.
"Todo el mundo sabe quién es Laura, una persona supersolidaria que solo piensa en ayudar a los demás y que se vio metida en esta vorágine por ayudar a los demás", ha valorado Canal.
"NOSOTRAS LO ÚNICO QUE HACEMOS ES CONSTRUIR"
Asimismo, Laura Bugalho ha señalado que "hablaban de que el juicio se podía suspender" porque varias de las personas denunciantes "están en rebeldía", las "compañeras inmigrantes" que "hicieron bien" en "marchar". "¡Qué van a esperar por esta Justicia y por esta ley de extranjería!, ¿a que las jodan más?, no, hicieron muy bien", ha clamado esta activista LGTBI.
Su intervención con el megáfono --que ha sido interrumpida por los gritos de los manifestantes de: '¡Ningunha persoa é ilegal!'-- ha proseguido denunciando una "amenaza" que recibió de un policía de que: "Si no entro de esta (en la cárcel), entro en la siguiente". "Si entro con problemas es porque alguien uniformado me puso problemas antes, que no entro yo porque sí, no tengo ganas de inmolación o de líos", ha dejado claro.
"¡Basta ya, que nos dejen en paz, nosotras lo único que hacemos es construir y construir!", ha finalizado en su toma de la palabra Laura Bugalho.
Todo ello, después de que Laura Bugalho haya recibido una multitud de apoyo a lo largo de estos meses, con una intensa campaña en redes sociales bajo el lema: 'Moitas Lauras precisa este país'.