Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los seis activistas de la 'Marcha por la Dignidad' piden a la Eurocámara el fin de los desahucios

Llegan a Bruselas tras recorrer 2.600 kilómetros a pie en 87 días
Los seis miembros de la Plataforma Stop Desahucios de Córdoba que han llegado este miércoles a Bruselas tras recorrer a pie 2.600 kilómetros en 87 días desde que partieron de la ciudad andaluza el pasado 1 de julio han reclamado el apoyo de la Eurocámara para lograr la paralización automática de los desahucios en España en un encuentro que han mantenido con varios eurodiputados.
Antonio Raya, que se sumó a la marcha en Perpiñán, por "solidaridad" sin ser víctima de un desahucio, ha explicado en declaraciones a la prensa que los activistas esperan que desde la Eurocámara "obliguen al Gobierno español a que pare los desahucios automáticamente" y que escuchen a sus tres reivindicaciones "más urgentes" como son "la paralización de los desahucios automática, la condonación de la deuda (hipotecaria al perder la vivienda) y una vivienda social" para las personas que pierdan su hogar, que trasladarán también han presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que recibirá a los seis miembros de la marcha esta tarde.
"Al presidente le vamos a pedir que tenga en cuenta nuestro problema y que como mínimo se interese por las tres o cuatro reivindicaciones que tenemos más urgentes", ha explicado Raya, que ha confiado en que Schulz traslade a los grupos políticos estas reclamaciones.
Por su parte, Leonor Infante, que sí ha sido víctima de un desahucio, ha confiado en que la Eurocámara no haga "oídos sordos" a sus peticiones especialmente para "que paren los desahucio automáticamente" porque "hay muchísimas familias que viven en la calle y ya no en España solamente". "En París ha sido devastador lo que hemos estado viendo", ha reconocido, insistiendo en que "no es un problema ya solo español" sino "a nivel europeo".
"Aunque no haga más marchas ya, seguiremos luchando para que la Ley Hipotecaria cambie. Porque lo que tú no puedes hacer es comenzar pagando una hipoteca 500 euros y en seis meses que tengas que estar pagando 1.200 euros. Eso no se puede tolerar", ha defendido.
Leonor ha asegurado que durante la larga marcha han "pasado de todo" tras recordar que salieron seis de Córdoba en julio, otra compañera Nani se incorporó en Madrid, y luego en Barcelona se marchó Eugenio y en Perpiñán abandonó otro compañero Richard, que tuvo que ingresar en el hospital para ponerle suero porque "llegamos deshidratados" aunque en Perpiñán se sumó Antonio, según ha explicado.
"A mi sobrina Ana Belén, le dio una bajada de azúcar. Yo tengo una rotura de fibra desde la rodilla al muslo de la pierna derecha. Son muchas cosas", ha detallado a modo de ejemplo para ilustrar sus pericias.
Nani, que se sumó a la marcha para denunciar que su hermano se suicidó el pasado 8 de febrero "a causa de la estafa financiera". "Después de desahuciarlo de su casa llegó a tal acoso la banca que llegaron a quitarle la vida. Fue un asesinato con todas sus letras", ha denunciado, al tiempo que ha confiado en que la iniciativa tenga efecto para lograr otros objetivos como que se paren los recortes en educación y sanidad en Europa y dejen de mermar los derechos sociales, además de lograr la paralización de los desahucios. "Todo el mundo tenemos derechos a una vivienda digna", ha defendido.
Antonio Jurado Checa ha denunciado que el artículo 47 de la Constitución español sobre el derecho a una vivienda digna "no se está respetando" y también ha denunciado que los directores del BBVA "están amenazando a la familia que iban a ser desahuciados y les iban a quitar los hijos" porque "todavía le debo la deuda" atrasada y para que acepte un préstamo personal para pagarla. "Me parece que son 4.000 o 5.000 euros", ha precisado.
"Yo ya he hecho cuatro huelgas de hambre, una en la puerta del Rey y de su majestad. Estuve cuatro días en huelga de hambre y el piso me lo han quitado. Estoy a la espera de que me hagan el desahucio. Ya lo tengo subastado pero me siguen amenazando que sigo debiendo", ha lamentado.
Los activistas de la plataforma han tenido problemas con el personal de seguridad para entrar a la Eurocámara "por las camisetas" verdes con el lema 'stop desahucios' era "una insignia política" aunque tras las gestiones del eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, les han dejado entrar, según han explicado ellos mismos. "Nuestro lema es 'sí se puede' y lo hemos conseguido", ha resumido Leonor.
Meyer, uno de los eurodiputados que ha organizado el encuentro con los miembros de la Marcha, junto con el socialista español Vicente Garcés, el belga ecológico Philippe Lamberts y la comunista portuguesa Ines Zuber, ha elogiado es "esfuerzo encomiable" de los miembros de la plataforma por su marcha y ha prometido seguir luchando dentro de sus grupos para que el derecho a la vivienda y la dación en pago "sea una realidad".
En declaraciones a la prensa, Meyer ha insistido en que desde Europa hay que promover "una legislación que dé respuesta a las demandas para garantizar que la vivienda como un derecho sea una realidad".
"Se puede hacer mucho más porque esa directiva que hemos aprobado recientemente todavía queda corta en el sentido de unificar el criterio sobre el tema de la dación en pago, que es lo que en España más nos preocupa", ha explicado el eurodiputado español.