Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin acuerdos clave en la reconciliación palestina, pero sigue el diálogo

Sin acuerdo en temas clave, los representantes palestinos cerraron hoy una ronda de consultas que buscaba avanzar hacia la reconciliación, aunque las puertas del diálogo siguen abiertas y se espera que se reanude próximamente.
Cinco mesas de diálogo, separadas por temas, comenzaron a trabajar en El Cairo el pasado día 10 siguiendo un mandato dado por líderes de una docena de grupos palestinos el 26 de febrero para resolver las diferencias que arrastran desde hace años.
Jalid Atta, dirigente de uno de los grupo representados, el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP), confirmó a Efe la suspensión del diálogo y agregó que las partes no han fijado una nueva fecha en la que volverán a reunirse.
En Beirut, el representante de Hamás en el Líbano, Osama Hamdán, consultado por Efe, rechazó que la ronda de consultas se haya cerrado en El Cairo con fracaso, y agregó que la semana próxima se reanudará la negociación.
Entre los temas que han quedado pendientes se encuentra la configuración del gobierno de unidad cuya creación fue acordada en la primera reunión de los líderes palestinos, el 26 de febrero.
Las negociaciones en las distintas comisiones habían quedado estancadas en los últimos días, y, de hecho, sólo estaba trabajando un comité de dirección que intentaba acercar posiciones políticas para superar el punto muerto.
Ese comité acordó tras su reunión de anoche ratificar la idea del gabinete de unidad, que llevará el nombre de Gobierno de Acuerdo Nacional, pero ni en esa cita ni en las consultas de hoy se pudieron definir aspectos claves de ese futuro gabinete.
Por ejemplo, está por verse qué programa tendrá, quién presidirá el Gobierno y cómo se repartirán los puestos ministeriales los trece grupos palestinos que participan en este diálogo.
Desde Gaza, la franja palestina controlada por Hamás, se difundió un comunicado del portavoz de ese grupo, Fawzi Barhoum, en el que sostiene que los representantes palestinos regresarán a sus respectivas sedes para "consultas con los máximos líderes".
"Después, volverán a El Cairo la semana próxima tras completar esas consultas", agregó Barhoum.
Las diferencias más grandes enfrentan a Hamás y Al Fatah, el grupo mayoritario de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y que está encabezado por Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
Partidarios de Hamás y de Al Fatah se enfrentaron a tiros en junio del 2007 en Gaza, con decenas de muertos, en la lucha por el control de esa franja, que quedó en manos de los islamistas.
Las reuniones de El Cairo han permitido a los distintos líderes limar esas divisiones y, aparentemente, superar los recelos mutuos, pero la primera ronda de diálogo se cerró con escasos acuerdos.
"El diálogo ha quedado suspendido después de conseguir varios logros, aunque aún hay temas pendientes", dijo a la agencia oficial egipcia MENA el secretario general del Frente Palestino para la Liberación, Wasel Abu Yusef.
Entre los temas aprobados figura la decisión de celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales el 25 de enero de 2010 y, según Yusef, también se acordó crear algo que describió como una "referencia unitaria", en aparente alusión a la reforma de la OLP.
Los temas de las cinco comisiones eran: creación de un gobierno de unidad, convocatoria de nuevas elecciones, reconciliación nacional, reestructuración de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y también de las fuerzas de seguridad.
La negociación se ha llevado a cabo con la mediación de Egipto y las reuniones se han mantenido en dependencias de los servicios de inteligencia de este país, a puerta cerrada y con gran hermetismo.
En principio, las partes se habían propuesto cerrar todos los temas antes de que termine este mes, por lo que el diálogo todavía está dentro de esos plazos.
Ha habido pocas ocasiones en la reciente historia del movimiento palestino en las que una representación tan amplia de grupos ha compartido mesa, y también han sido pocas en las que un diálogo semejante ha despertado tanta expectación.