Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las acusaciones piden 45 años de cárcel para 'El Albondiguilla' y que Taboada declare en el juicio

El PSOE de la Comunidad de Madrid (PSM) y la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE) piden que el ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero, 'El Albondiguilla', sea condenado a 45 años de cárcel por las adjudicaciones públicas concedidas a la trama Gürtel a cambio de comisiones.
Las acciones populares han presentado sus escritos provisionales de acusación, a los que ha tenido acceso Europa Press, ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata en el marco de la causa por la que serán juzgadas 27 personas físicas y trece jurídicas, entre ellas el Partido Popular (PP) como partícipe a título lucrativo por beneficiarse con la actuación de la red corrupta de 204.198 euros entre 2001 y 2009.
En un escrito, de 47 páginas, el PSM reclama también penas de 68 años de prisión para el supuesto cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa; y de 61 años para el considerado 'número dos' de la trama, Pablo Crespo; mientras que ADADE solicita 76 años para Correa y una condena de 59 años para Crespo.
ADADE pide en su escrito, con una extensión de 166 páginas, que el consejero de Medio Ambiente en Madrid, Jaime González Taboada, declare en calidad de testigo en el acto del juicio, así como que también lo hagan la ex mujer del antiguo regidor de Boadilla, Elena Villarroya, su hijo Arturo González Villarroya y varios compañeros de colegios de este último que supuestamente proporcionaron un teléfono móvil para el alcalde.
PERJUICIO PARA LAS ARCAS DEL AYUNTAMIENTO
En esta pieza separada del 'caso Gürtel', en la que la Fiscalía Anticorrupción pide 40 años y siete meses de cárcel para González Panero y 76 años y siete meses para Correa, se investigan delitos de asociación ilícita, prevaricación, fraude a las administraciones públicas, cohecho, falsedad continuada en documento mercantil, tráfico de influencias, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos.
De la Mata considera que las actividades de los imputados se dedicaban "tanto la obtención de contratos públicos para sus empresas y para empresas de terceros a cambio de la correspondiente comisión, como el apoderamiento directo de los fondos de las entidades públicas de este municipio".
Para ello, Correa impulsó la creación de un grupo, con la colaboración de Pablo Crespo, al que se fueron incorporando progresivamente autoridades y funcionarios públicos del municipio como Galeote, González Panero, César Tomás Martín Morales y Alfonso Bosch Tejedor, "que en la práctica llegó a dirigir toda la contratación pública de Boadilla del Monte, especialmente en la EMSV".
Dichas actividades reportaron como mínimo a Correa 2,7 millones de euros; a Crespo 593.000 euros; a Galeote 557.609 euros; a González Panero 1,8 millones; a Martín Morales 1,3 millones y a Bosch Tejedor 941.652 euros.
El grupo favoreció, "siempre a cambio de distintas comisiones y pagos ilícitos a distintas personas y sociedades" como SUFI SA, Constructora Hispánica SA y EOC de Obras y Servicios, a UFC SA, A Teconsa, a Artas Consultoría y Rústicas MBS SL y a Easy Concept Comunicación, entre otras.
Además, Correa efectuó distintos regalos en efectivo y en especie a algunos miembros del grupo en consideración a su integración en el mismo y al cargo que desempeñaban y en pago de las adjudicaciones a las sociedades de eventos vinculadas a aquel. Añade que González Panero, como otros, "implementó igualmente una estrategia para ocultar una parte de los fondos recibidos".
En concreto, el exalcalde de Boadilla y su familia disfrutaron del pago de hoteles, viajes a Miami mientras que González Panero también recibió camisas a medida. Todos los presentes alcanzaron un valor de 21.657 euros, según el magistrado.