Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un acusado de distribución de pornografía infantil acepta 6 años de prisión

Un acusado de un delito de corrupción de menores, en su modalidad de distribución de material de pornografía infantil, aceptó este jueves una condena de 6 años de prisión, 5 de libertad vigilada, que incluye la obligatoriedad de someterse a programas de educación sexual, y otros 5 de inhabilitación para profesión u oficio, retribuido o no, que conlleve un contacto regular y directo con menores de edad, según ha informado Fiscalía.
La vista oral estaba señalada en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, aunque el acuerdo alcanzado entre las partes evitó su desarrollo.
Según Fiscalía, el acusado, de 56 años, se registró el 27 de julio de 2014 en un foro cuya temática es el intercambio de pornografía infantil. En ese foro publicó 13 veces, en el tablón de la web, publicaciones que consistían en recopilatorios de fotografías y vídeos descargables, donde se ve a niñas menores de 13 años manteniendo relaciones sexuales explícitas con adultos, indicando los links de descarga y las contraseñas para descifrar estos archivos.
Según las mismas fuentes, el acusado accedió a este foro el 19 de diciembre de 2014 desde un local de Langreo donde trabajaba reparando ordenadores. El 15 de diciembre de 2015, un Juzgado de Madrid autorizó la entrada y registro del mismo y allí se intervinieron ordenadores, lápices de memoria, discos duros, teléfonos móviles y tarjetas de memoria. En uno de los discos duros se encontraron, entre otros efectos, un manual para llevar a cabo contactos y encuentros sexuales con menores de edad y un vídeo en el que se observaba a niñas menores de 13 años manteniendo relaciones sexuales con adultos.
Una vez analizado el disco, se acreditó que el acusado descargó y a su vez compartió con 5.158 usuarios archivos de pornografía infantil desde el 4 de mayo al 12 de septiembre de 2015. En otro de los discos duros incautados se localizaron 25.169 fotografías de pornografía infantil y 2.203 vídeos del mismo contenido. Entre los archivos distribuidos por el acusado hay vídeos pornográficos protagonizados por niñas de entre 2 y 12 años de extrema dureza.
Los hechos fueron considerados constitutivos de corrupción de menores en su modalidad de distribución de material de pornografía infantil.
Así, el acusado aceptó una condena de 6 años de prisión, 5 años de libertad vigilada, que comenzarán una vez finalizados los 6 años de prisión y que conllevan: obligación de comunicar al tribunal el posible trabajo que desempeñe, prohibición de aproximación a parques públicos y centros de Educación Infantil y Primaria, prohibición de desempeñar labores con menores y la obligación de participar en programas formativos de educación sexual.
Además, aceptó 5 años (que comenzarían también al finalizar la pena de prisión, por lo que correrían de forma paralela a la libertad vigilada) de inhabilitación especial para profesión u oficio, retribuido o no, que conlleve un contacto regular y directo con menores de edad.
El acusado se encuentra en prisión provisional por estos hechos desde el 24 de septiembre de 2015.