Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ex alcalde de Andratx dice ser víctima de una trama contra él

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, ha comenzado su declaración ante el tribunal que juzga la primera pieza del "caso Andratx" asegurando que no está de acuerdo con la acusación, y ha afirmado que la desaparición de documentos del expediente se debe a "una trama" en su contra. La causa juzga la supuesta comisión de delitos de falsedad en documento oficial, prevaricación urbanística y contra la ordenación del territorio, por la construcción de una vivienda unifamiliar, propiedad de Hidalgo, en una caseta de herramientas y aperos en una zona protegida de Andratx.

 

Por el mismo asunto se juzga también al ex director general de Ordenación del Territorio del anterior Govern balear, Jaime Massot, y al ex celador de obras municipal, Jaume Gibert.
El fiscal Anticorrupción, Juan Carrau, en el inicio del juicio, ha interrogado a Hidalgo acerca de la ausencia de varios documentos en la solicitud del expediente de la caseta.
"Tengo que pensar que había una trama contra mí cuando se inició la operación Voramar", ha dicho Hidalgo, quien ha añadido sobre dicho expediente que lo había dejado todo "en manos de los funcionarios".
"Yo en el Ayuntamiento de Andratx he estado vendido", ha apostillado Hidalgo.1
Sobre la destrucción de documentos realizada por Hidalgo al abandonar su despacho, el ex alcalde ha precisado que sólo se deshizo de "fotocopias de las actas".
Contactos con Massot
Hidalgo ha explicado sus contactos con el asesor de Urbanismo del consistorio y entonces director general, Jaime Massot, "porque los funcionarios que llevaban los expedientes no estaban capacitados", y para realizarle consultas jurídicas.
"Consulté al señor Massot, y en una semana me dijo que se podía hacer una ampliación de unos 40 metros totalmente diáfanos y me buscó a un ingeniero agrícola que hizo el proyecto", ha explicado.
Acerca de su relación con el celador del Ayuntamiento, Jaume Gibert, Hidalgo ha reconocido haberle dicho que, si no conseguía que el perito firmara el final de la obra, se iba a la calle.
Esta es la primera pieza de las 70 instruidas hasta el momento en el 'Caso Andratx', y está previsto que las vistas se alarguen tres días a partir de hoy.
La Fiscalía Anticorrupción pide para ellos entre 2 y 9 años de cárcel y elevadas indemnizaciones por la construcción de un vivienda unifamiliar, propiedad de Hidalgo, en una caseta de herramientas y aperos situada en una zona protegida de Andratx (Area Rústica de Interés Paisajístico).
 El ex alcalde, "pese a la imposibilidad legal"  se hizo una vivienda unifamiliar de 3.035 metros cuadrados.
"Toda la verdad"
Una de las incógnitas del juicio que se celebra en la Audiencia de Palma es la actitud que adoptará el ex celador municipal Jaime Gibert, quien el pasado mes de febrero alcanzó un acuerdo con el Ministerio Público para auto inculparse a cambio de penas de cárcel más benévolas. Gibert se ha comprometido a decir "toda la verdad" durante el proceso judicial, a pesar de que algunos abogados del resto de imputados han cuestionado la validez de una confesión realizada tras un pacto de conveniencia por "su nulo valor jurídico y moral", han subrayado.
 LA