Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Boadilla persenta su dimisión al PP

Uno de los detenidos, Francisco Correa, ha tenido unas breves pero concisas palabras tras salir de los juzgados: "Estoy bien jodido", ha declarado.

Horas antes, Panero había pedido al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que le tomara declaración en relación con la presunta red de corrupción y tráfico de influencias, destapada el pasado viernes, para "aclarar dudas".

González Panero fue recibido por Garzón en su despacho durante dos minutos y el magistrado le comunicó que, de momento, no tenía intención de llamarle a declarar y que todas las actuaciones están bajo secreto de sumario.

El propio panero se mostraba seguro de sí mismo y aseguraba que no pensaba convertirse " en cabeza de turco de nadie".

Garzón abre los interrogatorios
El juez Baltasar Garzón comenzó a las 13.45 horas a tomar declaración a los tres detenidos el pasado viernes acusados de formar una red de corrupción y tráfico de influencias en varias localidades españolas.

Los tres detenidos que comparecen ante el magistrado son Francisco Correa; Pablo Crespo Sabarís y al empresario Antoine Sánchez.

En esta operación, desarrollada en las localidades madrileñas de Boadilla del Monte y Majadahonda, Valencia, Marbella (Málaga) y Sotogrande (Cádiz), también fueron detenidas la esposa de Correa, Carmen Rodríguez Quijano, asesora en 2003 del entonces alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega (PP) y Felisa Jordán, vinculada a una empresa de Comunicación radicada en Boadilla del Monte. Los detenidos por esta trama están acusados de cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, fraude fiscal y asociación ilícita. RSO/CGS