Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Santiago se ve "mal pitoniso" para adivinar el futuro de Feijóo

Noriega dice que el mandatario autonómico " no identificó el malestar" que él transmitió pero vio positivo el encuentro
El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha manifestado que es "muy mal pitoniso" para poder adivinar cuál va a ser el futuro del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y, aunque ha asegurado que le confirmó que él se quedará al frente de la Alcaldía de la capital, ha bromeado con que el mandatario autonómico no tuvo "el mismo ataque de generosidad" para aclarar su destino.
El encuentro entre ambos ha tenido lugar en el área de Gobierno del Parlamento de Galicia y, tras él, únicamente ha hablado a los medios el regidor compostelano, quien ha dicho, a la pregunta de si tuvieron tiempo de abordar el futuro del presidente de la Xunta y Feijóo había aprovechado para desvelar cuál será su destino, que entró "con pocas esperanzas", porque entendía que si se lo dijese a alguien, no iba a ser él.
"Pues la verdad es que entré con pocas esperanzas, porque si se lo tuviese que comunicar a alguien, a mí no me lo comunicaría. Pero aún así, en este sentido, ha sido absolutamente hermético", ha manifestado a preguntas de los periodistas.
No en vano, el encuentro se ha celebrado a pocos días de que el líder de los populares gallegos reúna a la junta directiva del partido en Galicia. Será el sábado día 2, fecha a partir de la cual se espera que se conozca la decisión del mandatario autonómico de continuar en la política gallega o, de lo contrario, retirarse a la actividad privada, disyuntiva que él mismo ha planteado en fechas recientes como la única posible.
Mientras los suyos dentro del partido le han pedido que se quede al frente del PPdeG y se presente a un tercer mandato a la reelección, la oposición ha acusado a Feijóo de "hacerse de rogar" para luego presentarse como "salvador" de los gallegos en las próximas elecciones autonómicas, sean antes o después del verano.
"ATAQUE DE GENEROSIDAD"
"En ese sentido ha sido absolutamente hermético y eso que yo fui absolutamente sincero diciéndole que no se preocupara por mi futuro, porque mi futuro estaba en la capital del país y por eso venía a solicitar una colaboración institucional más allá de las políticas partidarias", ha respondido Noriega, a preguntas de los medios este miércoles, en que hubo sesión de control al Gobierno y en la que Feijóo reivindicó su gestión y afirmó: "Veremos qué dicen los gallegos en el futuro".
"Pero no fue correspondido mi ataque de generosidad con un ataque de generosidad por su parte al respecto de su futuro", ha bromeado el también coportavoz de Anova, formación que lidera Xosé Manuel Beiras. Precisamente, sobre el veterano político nacionalista, ha insistido "jugará siempre a favor del proceso" de confluencia y será este proceso el que "determinará" el candidato de las mareas.
LIMADAS LAS ASPEREZAS
Noriega, que ha indicado que Feijóo "no identifica el malestar" que él expresó, pero ha aclarado que esta cuestión le corresponde abordarla al mandatario autonómico y no él "hablar por el presidente", ha considerado el encuentro "cordial".
"Si pensase que no fuese a servir para nada, no hubiese venido, porque las energías son limitadas y hay que economizarlas", ha expresado al ser preguntado por si consideraba que iba a superar asperezas.
Noriega ha indicado que la relación con consellerías como la de Benestar y Cultura y el departamento de Turismo ha habido una buena experiencia institucional, pero ha indicado que "la actitud en temas muy sensibles" como las infraestructuras "está generando malestar" y así se lo transmitió a Feijóo.