Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alcaldesa de Cáceres señala que el retorno mínimo que obtendría la ciudad como Capital Gastronómica es de 4 millones

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, ha afirmado este miércoles que el "retorno mínimo" que obtendría la ciudad si en 2015 se convirtiera en Capital Española de la Gastronomía es de 4 millones de euros, por lo que considera que los 150.000 euros del canon abonado para presentar la candidatura han merecido la pena.
"Me parece un verdadero despropósito que alguien pueda pensar que es un despilfarro", ya que es una propuesta que "genera riqueza", ha subrayado, respondiendo a las críticas de la oposición, durante su participación en un desayuno informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum. Según ha indicado, 4 millones de euros es el impacto económico directo del que se benefició Logroño por ser Capital Española de la Gastronomía en 2012.
Nevado ha asegurado que el sector servicios, que es "del que vive la ciudad de Cáceres", se verá beneficiado si este viernes la candidatura resulta elegida frente a las de Lugo, Huesca, Cartagena y Valencia. Asimismo, ha señalado que ese título dará la oportunidad de que se conozca más Extremadura, una región que, al igual que Cáceres, ofrece el "maridaje perfecto" formado por el turismo, atraído por la riqueza del patrimonio, y la gastronomía.
LA SUBSIDIACIÓN Y EL EMPLEO PÚBLICO NO SON LA SOLUCIÓN
Por otro lado, la regidora ha explicado el desarrollo del proyecto de 'smart city' para Cáceres, que ostenta la vicepresidencia de la Red Española de Ciudades Inteligentes. Se trata, según ha precisado, de "ofrecer servicios de calidad, eficaces y sostenibles", modernizando los sistemas de alumbrado, transporte urbano o gestión del agua.
Además, ha afirmado que una 'smart city' es el marco para la gestión de la innovación y el emprendimiento como "fuentes generadoras de riqueza y de empleo" y que la función de las administraciones públicas debe ser facilitar la creación de empleo desde el apoyo a la iniciativa privada y al emprendimiento. "Conceptos como el de la subsidiación y el empleo público deben desterrarse, al menos como única solución en la gestión de las ciudades del siglo XXI", ha recalcado.
Por otro lado, Nevado ha presumido de haber logrado, con la ayuda de la Junta de Extremadura y del Gobierno central, estabilizar las cuentas en el Ayuntamiento tras haber encontrado en 2011 una deuda que triplicaba el presupuesto municipal. Se hizo, según ha explicado, revisando "cada factura y cada contrato" con el fin de conseguir ahorros y poniendo en marcha una instrucción de control del gasto.
En su opinión, la crisis ha ayudado a aprender cómo "optimizar los recursos" y "mejorar los balances" invirtiendo al mismo tiempo "en la ciudad y en las personas que viven en ella".