Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez impone una orden de alejamiento al acusado de disparar a su expareja en el barrio madrileño de Vallecas

La víctima no se tiró por la ventana, sino una vecina al sufrir una crisis de ansiedad
El magistrado del Juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 10 de Madrid ha impuesto una orden de alejamiento al hombre acusado de disparar el pasado miércoles a su expareja en el barrio de Vallecas y se le ha obligado a llevar una pulsera de control telemático, han informado fuentes jurídicas.
El instructor ha acordado continuar por el procedimiento de diligencias previas ordinarias la investigación judicial. La decisión se adopta después de que en el juicio rápido celebrado las partes no alcanzaran un acuerdo de conformidad y solicitaran a la autoridad judicial la práctica de nuevas pruebas para esclarecer completamente los hechos.
En el juicio se acordó una orden de protección a favor de la perjudicada. El supuesto agresor no se puede acercar a la víctima a menos 200 metros ni ponerse en contacto con ella por ningún medio y se le implantará un instrumento tecnológico para detectar su proximidad (pulsera de control telemático).
Además, el órgano judicial ha tenido conocimiento de que la persona que saltó por la ventana cuando acaecieron los hechos no fue la perjudicada sino una mujer que sufrió un ataque de ansiedad al oír los disparos.