Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

20 años de las Conversaciones de Argel

Juan Manuel Eguiagaray, Rafael Vera y Eugenio Etxebeste, alias 'Antxon'.telecinco.es
Fueron , por parte del Gobierno y , quiénes se sentaron en la mesa de Argel en enero de 1989. Al etarra le acompañaban los también terroristas Ignacio Arkama, Makario, y Belén González Peñalva, Carmen. Rafael Vera , entonces secretario de Estado de Seguridad, y Juan Manuel Eguiagaray, delegado del Gobierno en Murcia Eugenio Etxebeste , alias 'Antxon'
Desde el año 1986 los contactos se sucedieron entre ambas partes. Al año siguiente se produjeron el atentado de Hipercor en Barcelona y contra la Casa Cuartel de Zaragoza y las conversaciones se enfriaron. En enero de1988 la banda ofrece una tregua de 60 días pero en no hay respuesta del Ejecutivo. En noviembre de ese año, tras liberar al empresario Emiliano Revilla, que llevaba secuestrado 8 meses, ETA insiste en ofrecer otra tregua también de dos meses.
Tregua unilateral
El hecho que permite iniciar las Conversaciones de Argel es que ETA, por primera vez en la historia, el 8 de enero de 1989, ofrece una tregua unilateral, es decir, sin contrapartidas, de 15 días. En ese momento, todos los partidos, incluidos el que estaba en el poder, son muy cautelosos. La banda había colocado dos bombas ese fin de semana en Logroño.
El Gobierno socialista exige que se prolongue la tregua. El 22 de enero ETA anuncia que la mantiene dos meses, hasta el día de la Patria vasca. Los intermediarios de ambas partes han llegado a un . Las reuniones son al máximo nivel. Por parte del Ejecutivo las dirige el número dos del Ministerio de Interior, Rafael Vera. acuerdo , punto de partida de las Conversaciones de Argel
El ministro de Interior, José Luis Corcuera, había estado trabajando para dar a conocer los encuentros y consigue el apoyo unánime de todos los partidos políticos. Manuel Fraga, presidente de la nueva Alianza Popular, ya llamado PP, es el más reticente. Sin embargo sentencia que apoyará "cualquier intento que pueda contribuir a erradicar el terrorismo" y "no dejará de ofrecer su apoyo al Gobierno para su consecución".
Tras meses de negociación sin frutificar finalmente fracasaron a primeros de abril. ETA rompió la tregua porque, según ella, el Gobierno no respetaba los ocho puntos acordados bilateralmente en Argel. Era el seis de abril.
Paralelalamente se produjeron tres atentados en 48 horas: un paquete bomba explotó en Irún causando heridas de gravedad a su receptor; enviaron otro a la prisión de Herrera de la Mancha, que no estalló; y pusieron otros 10 explosivos en las vías del tren que une Pamplona y Valladolid.
El Gobierno, aunque cauteloso en un primer momento, terminó emitiendo un comunicado que decía así: "El Gobierno da por finalizado el diálogo". Y Felipe González reconoció que "no pensaba que aquello estuviera a punto de resolverse en ese momento. Creía sólo que era una oportunidad como otra cualquiera".
 
EB