Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los barones del PP cargan contra el trasvase

El president de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha anunciado que utilizará "cualquier tipo de iniciativa", incluidas las manifestaciones "a la escala que correspondan", para oponerse a la "humillación" que supondría para la Comunitat que el Gobierno trasvasara agua del Ebro a Barcelona. Por su parte, el presidente del Gobierno murciano, Ramón Luis Valcárcel, ha asegurado que si se aprueba el trasvase "Murcia reclamará con todas sus fuerzas y legitimidad" agua del Ebro al resto de cuencas deficitarias.
 "Como president de la Generalitat no voy a admitir la humillación que significaría que lo que no se permite para nosotros se permita para otros territorios de España", ha señalado Francisco Camps, para quien el "injustificado" proyecto hídrico para Barcelona sería "paradójico" ante la derogación, a su juicio tomada en 2004 mediante un "decretazo" del Consejo de Ministros, del trasvase hacia la Comunitat Valenciana, Murcia y Almería.
 
El jefe del Consell, ha insistido en que no se opone al reparto hídrico para Barcelona y Aragón, sino a su carácter excluyente respecto a las regiones del arco mediterráneo. Camps ha dicho que "nadie en esta tierra se arrodillará ante decisiones de semejante calado" tomadas por parte de un presidente del Gobierno que, a su juicio, "no tiene categoría, ni personal ni política", para pasar del "desprecio" que ha mostrado hacia los valencianos. En cuanto se confirme ese proyecto, Camps pretende mantener reuniones "a nivel gubernamental" con los presidentes andaluz, Manuel Chaves, y murciano, Ramón Luis Valcárcel .
 
Agua para el resto de las cuencas deficitarias
 
Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia, aseguró que su provincia "reclamará con todas sus fuerzas y legitimidad" que se trasvase agua del Ebro al resto de las cuencas deficitarias. Valcárcel defendió la ejecución del Pacto del Agua de Aragón como primera actuación de una política hidrológica nacional que pasa, después, por llevar agua a Barcelona desde la desembocadura del Ebro y, a partir de ahí, al resto del mediterráneo.

El presidente murciano opinó que el nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "es continuista", y se mostró, además, expectante ante la unión en un solo departamento de las áreas de Agricultura y Medio Ambiente.  

CiU tiende la mano a Montilla
 
El presidente de CiU, Artur Mas, ha remitido a José Montilla, presidente del Gobierno catalán, una carta en la que se ofrece a llegar a acuerdos con la Generalitat sobre la interconexión del Ebro con la región de Barcelona. Eso sí, siempre que se acepten como soluciones a largo plazo el trasvase del Ródano y las desaladoras.
 
El jefe de la oposición en Cataluña se muestra abierto a apoyar las medidas de carácter coyuntural que tome el ejecutivo catalán, siempre y cuando se asuman las cinco condiciones que plantea CiU, recogidas en un documento de dos páginas, adjunto a la carta enviada por Mas.
 
 "Pese a la posición nítidamente crítica de CiU por cómo se están haciendo las cosas por parte del actual gobierno de la Generalitat, reitero nuestra disponibilidad a dialogar, negociar y llegar a acuerdos, en el marco del documento que os hago llegar", señala Mas.