Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El candidato de ERC quiere que la Eurocámara "incite" a Rajoy a permitirla y aceptar el resultado

Asegura que una victoria suya no afectaría al "pacto sólido" con CiU en Cataluña
El candidato a las elecciones europeas de ERC, el independiente Josep Maria Terricabras, ha asegurado este viernes que, si es elegido eurodiputado, buscará que el Parlamento Europeo "incite al Gobierno español a permitir la elección del día 9 de noviembre", en alusión a la consulta de autodeterminación prevista para esa fecha.
En una entrevista con Europa Press, ha dicho que el objetivo no es sólo pedir que se pueda votar, sino que la iniciativa también demandará "que se acepte el resultado de la votación", algo clave para la viabilidad de un eventual Estado catalán si el resultado de la consulta es favorable a la independencia.
Terricabras ha admitido que tendrá que trabajar deprisa, ya que aspira a que la Eurocámara se pronuncie en el periodo que va entre la proclamación de los resultados de la europeas y la convocatoria de la consulta: "Las cosas tendrán que ir aceleradas: por lo que me dicen los tiempos europeos son muy lentos".
Así, el filósofo que ERC ha elegido para liderar la candidatura de las europeas se pondrá a trabajar "inmediatamente" en esta cuestión, y para ello cuenta, al menos, con los eurodiputados que puedan salir elegidos de CiU e ICV, partidos que también avalan la fecha y la pregunta de la consulta.
Terricabras ve factible conseguir este gesto del Parlamento Europeo, ya que la UE es un proyecto de "democracia y libertad de voto", aunque asegura que es consciente de que la idea de autodeterminación no es aceptada en la misma medida por todas las familias políticas europeas.
El candidato republicano ha concluido que los eurodiputados catalanes deberán explorar primero las posibilidades de éxito que tiene la iniciativa antes de decidirse a presentarla: "Si no hay ninguna posibilidad, pues no nos movamos porque parecerá que nos lo han tumbado", sentencia.
Terricabras precisa que el Parlamento Europeo debería pronunciarse a favor de la consulta, nunca a favor o en contra de la independencia de Cataluña, ya que esto considera que es una decisión que corresponde en exclusiva a los catalanes.
Este "eurocrítico que no eurofóbico" avisa de que los catalanes no deben ir a Europa a hablar sólo de ellos, sino que de deben trabajar para cambiarla, sobre todo en cuanto a la austeridad económica, ya que para el profesor establecido en Girona ha sido improductiva y desastrosa.
COMPROMISO POLÍTICO PUNTUAL
Su predecesor como candidato de ERC es el actual presidente del partido, Oriol Junqueras; Terricabras asegura que, por respeto a los electores, no ha querido recibir consejos hasta que sea elegido e ironiza que no piensa seguir los pasos de Junqueras, que también acudió a Europa como independiente y acabó afiliándose al partido, liderándolo, siendo alcalde de Sant Vicenç dels Horts y jefe de la oposición en Cataluña.
"No soy un político con ambición política, ni por temperamento ni por edad. Si hubiera querido empezar una carrera política me hubiera puesto a ello hace treinta años y no ahora", sentencia Terricabras, que relata como en el pasado ya le tentaron varias fuerzas políticas, y que ahora se ha decidido a colaborar con ERC para hacer se aportación al proceso soberanista.
Aunque asegura que se presenta para ser la primera fuerza en Cataluña, aborda con prudencia la posibilidad de que ERC gane unas elecciones en Cataluña por primera vez desde tiempos de la Segunda República, y asegura que un posible 'sorpasso' a CiU no afectaría a la alianza que los dos partidos tienen en Cataluña.
"Cada lista quiere ganar, pero la alianza --con CiU-- hasta el 9 de noviembre --fecha de la consulta-- está asegurada y es sólida. También el trabajo que podamos hacer juntos en Europa por Cataluña está asegurado", sentencia el filósofo.