Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cargo de la Xunta dice que hay que reducir políticos porque "lo está pidiendo la gente"

El delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, ha defendido este miércoles que la reducción de diputados propuesta por el PPdeG, con Alberto Núñez Feijóo al frente, es una medida "necesaria" que "está en la calle" y que "está pidiendo la gente".
En una entrevista en la Cadena Cope, recogida por Europa Press, Martínez ha esgrimido que en un escenario de crisis en el que "se está recortando todo" los ciudadanos "afirman que hay que empezar por los políticos" y por ello, ha añadido, que "hay que dar ejemplo" con "austeridad" entendida "como cobrar lo que realmente es necesario para desarrollar esa labor".
El delegado territorial ha afirmado que "si existe posibilidad de ahorro" en el sueldo "neto" de los diputados "hay que llevarlo adelante". Ha agregado que si se puede realizar "la labor" en la Cámara gallega "con 61 diputados", lo cual es una cuestión que "viene recogida en el Estatuto", pues "hay que hacerlo".
En este sentido, Martínez ha manifestado que "hay que hacerlo en este momento" y por lo tanto "serán 61 parlamentarios" que "tendrán que trabajar más" y "dedicarse a esa labor". "Tendremos que aguantarnos y serán unos años con mucho más trabajo y menos gente, pero creo que es lo que nos está pidiendo la ciudadanía en general", ha espetado.
"CUADRAR CUENTAS"
El delegado ourensano ha subrayado que, en la actualidad, el "debate" está en el número de diputados por provincia y ha agregado que los grupos políticos tendrán que tratar de llegar a un "consenso en el Parlamento" para dilucidar "si serán diez, si ocho serán suficientes o doce".
Sin embargo, Rogelio Martínez insistió en la "necesidad" de "reducir el número y las retribuciones" de los diputados de la Cámara gallega para "cuadrar las cuentas" que "son difíciles de cuadrar en estos tiempos".