Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una concentración ciudadana en Boadilla (Madrid) apoya a la trabajadora que denunció el caso

La Plataforma de Vecinos contra la Corrupción y el Acoso ha convocado este sábado una concentración de apoyo a Ana Garrido, la trabajadora del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) que declaró como testigo de la trama Gürtel.
La concentración tendrá lugar en la Glorieta de la Virgen María a las 13 horas. En ella se invitará a expresar su "repulsa por el acoso laboral que ha sufrido" en el Ayuntamiento de Boadilla.
Garrido se reincorporó ayer a su puesto de trabajo en el Consistorio, tras haber recurrido el Ayuntamiento la sentencia condenatoria por acoso laboral.
Así lo ha confirmado la trabajadora a Europa Press. La funcionaria ha asegurado que ha tenido que volver al "haber recurrido el Ayuntamiento" la sentencia condenatoria en el Tribunal Supremo y porque el tribunal médico del INSS "considera" que está "capacitada para trabajar".
"He tenido que volver por el recurso presentado por el Ayuntamiento. Además, el tribunal médico del INSS considera que estoy capacitada para trabajar, a pesar de que tengo un informe médico que dice que no estoy preparada ni para que me den el alta y ni para reincorporarme a mi puesto de trabajo porque puede ocasionar graves consecuencias mi estado de salud", ha subrayado.
Garrido ha explicado que hay "dos sentencias" a su favor. Así, ha dicho que se trata de la emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirmando "en todos sus términos" la dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Móstoles, que condenó al Ayuntamiento de Boadilla al pago de 96.314,15 euros por acoso laboral. "El fallo del TSJM ha sido recurrido por el Consistorio en el Tribunal Supremo (TS)", ha dicho.
"Después de resolverse el recurso en el TSJM y ser condenado el Ayuntamiento, me duró la alegría dos días. Yo pensé que después de este proceso tan largo ya había terminado mi pesadilla. En los últimos meses he estado de baja, en tratamiento médico. Al terminarse la baja, resulta que el Ayuntamiento ha recurrido al TS y lo que están haciendo es dilatar la ejecución de la sentencia. Esto supone para mí un desgaste económico, psicológico y emocional. Yo pensaba que no me iba a tener que incorporar a mi celda de castigo junto con mis acosadores", ha asegurado.
"Estoy esperando a que me den esa notificación en papel porque pienso que no estoy en este momento preparada para trabajar aquí después de todo lo que he vivido. Además, voy a exigir responsabilidades, por lo que me pueda suceder en un futuro", ha afirmado.
"He comunicado a mi superior por correo electrónico, que es el concejal, que estaba en mi puesto de trabajo esperando a que me asignaran tareas. Hoy mi día ha sido un día neutro. Me moría de pensar que tenía que volver aquí a pasar lo mismo. Mis compañeros, que mintieron en el juicio como testigos, se han sorprendido al verme", ha indicado.
Garrido explica que no se siente "bien" porque ellos le han "traicionado después de muchos años trabajando juntos". "No es cómodo. Es un ambiente en el que estás a la espera de ver lo que ocurre. Hasta que se dicte la sentencia del Supremo, no sé qué va a pasar conmigo estos meses", ha asegurado.
CONCENTRACIÓN DE APOYO ESTE SÁBADO
Garrido ha señalado que este sábado, en la Glorieta de la Virgen María, a las 13.00, se ha convocado en la localidad una concentración en su apoyo por parte de la "Plataforma ciudadana contra el acoso y la corrupción en apoyo a Ana Garrido".
"La plataforma está formada por personas de diferentes signos políticos para defender mi caso, que consideran que es sangrante. Hay miembros de IU, PSOE y APB, entre otros partidos. No es lógico que una persona que ha vivido lo que yo he vivido, que lleva cinco años de calvario tenga que volver a este sitio", ha explicado.
Según Garrido, la situación que vive se ha producido porque en 2009 denunció la "rama de la trama Gürtel en el Ayuntamiento de Boadilla". "Pedí entonces una excedencia voluntaria. Sin embargo, en 2011 decidí volver al haberse producido un cambio en el Equipo de Gobierno, pensando que iba a ser diferente, pero volví a sufrir lo mismo. Yo ya estoy significada por el PP", ha concluido.
Desde Alternativa por Boadilla (APB) sus responsables han emitido un comunicado anunciando su presencia en la concentración que "ha sido autorizada por la Delegación de Gobierno". "Los concejales de APB consideran que las personas que arriesgan su tranquilidad y bienestar denunciando la corrupción, como es el caso, merecen todo el respeto y apoyo por parte de los ciudadanos. Y Ana Garrido es un ejemplo cercano que merece un reconocimiento público", han concluido.