Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas dice que la consulta "definitiva" serían elecciones con lista y programa conjunto

"La del 9N se puede considerar la consulta anticipada de la definitiva"
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado este martes que la consulta que prevé celebrar el 9 de noviembre no se puede considerar "la definitiva", y ha afirmado que eso solo podrá ser a través de unas elecciones plebiscitarias en la que los partidos acudan con una lista y programa conjuntos.
"La consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto, con lista conjunta y programa conjunto", ha afirmado en una comparecencia en la galería gótica del Palau de la Generalitat.
"Es la única forma que nos queda de hacer una consulta definitiva", ha añadido; ha defendido que esta opción es la que más teme el Gobierno central, y ha llamado a los partidos a no confundirse de rival y a recomponer la unidad y recuperar el consenso.
Mas ha argumentado que, aunque a algunos partidos no les guste el concepto de elecciones plebiscitarias, esta es la respuesta lógica "porque es la única que preocupa al Estado junto a una gran participación el 9 de noviembre".
"Todo el resto ya saben cómo cargárselo", ha añadido, y ha confiado en que el consenso político que ahora ve agrietado pueda recomponerse en los próximos tiempos.
AGOTAR LA LEGISLATURA SI PUEDE
Al preguntársele si prevé agotar esta legislatura, ha dicho que eso pretende, pero que finalmente "dependerá de cómo vayan las cosas".
Aunque depende exclusivamente de él convocar elecciones, se ha mostrado a la expectativa de la actitud de los partidos: "Si en algún momento identifico que los partidos hacen un planteamiento que sugiere convocar elecciones, lo hablaré con ellos; no digo que no", ha argumentado.
"Si Catalunya quiere resolver este tema con toda la seriedad y consecuencias posibles, no tendrá más remedio que hacer elecciones ordinarias pero que los partidos pueden transformar en un referéndum", ha dicho.
Eso implica que los partidos vayan en una lista y programa conjuntos, para que ese programa y esa lista "sea leído en todo el mundo como la victoria o la derrota", porque admite que se puede acabar ganando o perdiendo, ya que así es la democracia.
Sin embargo, ha reconocido que esta fórmula está "más verde que madura", pero cree que puede acabar habiendo consenso entre partidos.
"En este momento este concepto no tiene consenso. Este es el gran problema para hacer la consulta definitiva en Catalunya", ha añadido.
Para él, "un país serio que realmente quiera que un proceso así se entienda bien a nivel internacional --que es la única manera--, sólo se puede hacer después de pasar por un referéndum".
Por eso ha recalcado que hay varias maneras de saber el futuro político que quiere la ciudadanía, y una manera "es un referéndum o consulta en forma de elecciones, y ahora no hay consenso".
Así, "la del 9N se puede considerar la consulta anticipada de la definitiva, y por eso es tan importante".