Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez tomará hoy nuevas declaraciones sobre la causa en la que imputó al ex director de la Policía y la Guardia Civil

El Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid tomará nuevas declaraciones este miércoles en el marco de la investigación en torno a las presuntas irregularidades en la gestión de la Asociación Pro Huérfanos de la Guardia Civil, según ha informado a Europa Press la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC). En esta causa ya declaró hace un año como imputado el ex director general del Instituto Armado y la Policía, Francisco Velázquez.
El último mando único de la etapa socialista --cesado en diciembre de 2011-- fue imputado por un presunto delito de prevaricación y otro de coerción de derechos cívicos en el que habría incurrido al negar la presencia de representantes de las asociaciones profesionales de guardias civiles en el órgano de gobierno de la Asociación Pro-Huérfanos del Instituto Armado.
El juez tomará declaración en calidad de testigos al general Rogelio Martínez Masegosa, actual Presidente de la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil y ex Jefe de la Agrupación de Tráfico y a José Silva, representante asociativo en el Consejo de Gobierno y Administración de la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil en el año 2009, fecha, en la que se remontan los hechos investigados por el juzgado.
Masegosa y Silva están citados a declarar a las 12.30 en el juzgado de instrucción de Madrid número 39 de la Plaza de Castilla. Estas declaraciones se producen a petición de la AUGC, según la cual, el magistrado tiene en su poder "diversos documentos relativos a decisiones del máximo órgano de gobierno y administración de la Asociación Pro Huérfanos".
"Estos documentos han puesto de manifiesto el incumplimiento de normas legales que recogían la obligatoriedad de la presencia de representantes de las asociaciones profesionales en los órganos de gestión de la Asociación Pro-Huérfanos de la Guardia Civil", sostienen desde la asociación mayoritaria del Instituto Armado.
Este colectivo recuerda que la Asociación Pro-Huérfanos "cuenta con ingentes ingresos y con un patrimonio inmobiliario cuantioso, del que no se da cuenta a los guardias civiles, a pesar de que estos están obligados a aportar una parte de su nómina todos los meses".