Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas defiende que Cataluña haga su camino con independencia de los resultados

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido que Cataluña haga su camino con plena independencia de quien gobierne en España tras las elecciones generales y si lo hace o no con mayoría absoluta.
"No podemos estar permanentemente condicionados por cómo se comportan los españoles. Nuestro camino lo tendremos que hacer igualmente", ha asegurado Mas en declaraciones a 8tv recogidas por Europa Press.
Mas ha recalcado que el Govern está comprometido con la 'transición nacional' catalana, que por ahora no pasa por la independencia porque no hay una clara mayoría social a favor de ella, pero sí por la mejora de la financiación.
"El plan no se alterará" y va a mantenerse tenga o no el PP mayoría absoluta, ha indicado Mas, quien ha evitado concretar las consecuencias que pueda tener en el Parlament el 20N, ya que CiU no tiene mayoría absoluta en la cámara catalana, y en lo que va de legislatura los populares han sido su socio preferente.
DEFIENDE LA DESCENTRALIZACIÓN
Mas ha criticado que esté cuajando un mensaje que se emite desde Madrid de "que las autonomías son un grupo de derrochadores y que el gobierno central es ortodoxo y ordenado".
Nada más lejos de la realidad, ha asegurado, y prueba de ello es que el Govern de Cataluña está afrontando la situación desde la seriedad, algo que se reconoce más en las instituciones europeas que en el resto de España, ha dicho.
"Es muy fácil centrifugar el déficit" del Estado a las autonomías y entes locales y culpar de todo el "desbarajuste" a las administraciones territoriales, ha indicado Mas, quien ha lamentado que desde Madrid solo se quiera entender las reivindicaciones catalanas cuando CiU es necesaria y no hay mayorías absolutas.
En este sentido, Mas ha enumerado todo lo que pondrá sobre la mesa al próximo Gobierno: apuesta por infraestructuras clave --entre ellas el Corredor Mediterráneo-- y una mejor financiación para Cataluña.
Mas ha recalcado que la nueva financiación no será una mimesis del concierto vasco y navarro, y ha rechazado vincular los fueros con el terrorismo: "El concierto no es un tema de ETA sino de dinero. Yo no lo relacionaré, no cometeré este error y tampoco lo pienso, no entraré en este terreno", ha insistido.
El presidente ha asegurado que en ningún caso debe plantearse la nueva financiación catalana como una pérdida de ingresos del resto de comunidades autónomas.
Simplemente el Estado deberá invertir menos en Cataluña, una administración "ineficiente y que ha gastado por encima de sus posibilidades", ha recalcado.
Mas ha emplazado a los socialistas catalanes a ser valientes y a tirarse "a la piscina" defendiendo el concierto ya que hay "agua", ha metaforizado.