Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los delegados provinciales de la Junta de Andalucía en Cádiz dejarán de tener coche oficial las 24 horas

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, tras presidir la primera reunión de coordinación con los nuevos delegados territoriales, ha informado de que los delegados provinciales sólo dispondrán de vehículo oficial "en función de sus necesidades y responsabilidades" y no estarán permanentemente a su disposición como hasta ahora, obedeciendo al "imperativo" de ser más eficientes con menos recursos.
En rueda de prensa, López Gil ha puntualizado que este "significativo" cambio de uso de los vehículos oficiales no afectará "de momento" a dos delegados provinciales que viven "a más de 60 kilómetros" de la capital gaditana, de forma que ambos "tardarán un poco más" en cumplir esta medida "hasta que se trasladen a Cádiz o se busque otra alternativa viable".
Asimismo, ha explicado que se reducirán y ahorrarán espacios y alquileres de diversas delegaciones, aunque no ha detallado a cuáles de ellas afectará puesto que se necesita tiempo para reorganizarlas.
López Gil también ha informado acerca del nombramiento del futuro coordinador del Instituto Andaluz de la Juventud que, "a falta de la firma de la consejería", será Jaime Armario Limón.
El nuevo delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz ha puesto de manifiesto el "nuevo estilo" que los delegados quieren imprimir en esta nueva etapa, asegurando que sus puntos fuertes serán una "mayor coordinación" entre administraciones, el diálogo "permanente" con éstas y con la ciudadanía, "con la que habrá más cercanía"; además de "afrontar cara a cara los problemas de la provincia, sin escondernos".
Así, ha subrayado que la nueva estructura periférica de la Administración autonómica presenta una "complejidad mayor" que en anteriores ocasiones dado que varios delegados aglutinan dos o más consejerías "lo que implica una mayor coordinación y esfuerzo", según López Gil, quién augura que ello permitirá, asimismo, una "mayor visión estratégica del territorio y de la acción del Gobierno al permitir acciones coordinadas".
En este sentido, ha indicado que los secretarios generales han pasado de 13 a 11 y que se han creado dos nuevas Jefaturas de servicio; recordando al PP, en este punto, que "no se ha ampliado la estructura política ni los asesores, obedeciendo al imperativo de ser más eficientes con menos recursos".