Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El desliz de Aguirre muestra, según el Gobierno, que "son más intervencionistas que nadie"

Mientras en las filas del PP prefieren correr un tupido velo sobre la conversación de Aguirre en la que llamó "hijoputa" a un compañero de partido, desde el Gobierno y el PSOE sí se ha entrado a valorar el desliz de la presidenta madrileña. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha dicho, en los micrófonos de la Cadena Ser, que las palabras de Aguirre "ponen de manifiesto que en el momento de la verdad los del PP son más intervencionistas que nadie", en referencia a la maniobra para colocar en la Comisión de Control a un representante de IU. Para Salgado esas palabras evidencian que las propuestas del PP para que se reduzca la presencia de las instituciones públicas en las entidades financieras "son de cara a la galería".

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, cree, por su parte, que Aguirre ha dado "una muestra de su elegancia y de su exquisito uso del lenguaje y de educación". Gómez se refirió también a otras frases utilizadas durante la conversación como "qué armas tenemos contra alguien o cómo podemos cargarnos a alguien", lo cual, a su juicio, significa "una concepción de la política que raya con la convivencia democrática".
Gallardón no se pronuncia
La presidenta Aguirre se apresuró a desmentir que se tratase de un insulto a Gallardón. Iba dirigido, según dijo, a otro consejero del PP. Se trataría de Fernando Serrano, próximo al alcalde. De un modo u otro el alcalde acaba implicado en este nuevo rifirrafe interno en el PP de Madrid, a pesar de lo cual el alcalde ha asegurado que no hará declaraciones "por el momento". 
El silencio era también la reacción de la dirección del PP: "no hay comentarios- anunciaba un portavoz. Se trata de una conversación privada". Según la prensa el partido no tiene intención de "abrir un expediente" a Aguirre aunque su conversación implique que ha perjudicado a su partido en el control de la entidad financiera en favor de IU, algo de lo que se jazta la presidenta.      LA