Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro detenidos en Madrid y Tarragona por explotar sexualmente a una joven rumana a la que pretendían vender

Uno de los arrestado es menor de edad y sobre él pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega
Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas tras liberar a una mujer rumana víctima de trata de seres humanos con fines de explotación sexual a la que, además, pretendían vender a una persona afincada en Suiza.
Según ha informado la Policía en un comunicado, uno de los arrestados es de nacionalidad marroquí y los otros tres de nacionalidad rumana, concretamente uno de ellos es menor de edad y sobre él pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega. Asimismo, dos personas han sido detenidos en Madrid y los otros dos en Tarragona.
Las investigaciones comenzaron después de que una joven rumana denunciara en comisaría haber sido víctima de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. La mujer explicó a los agentes que había conocido a un hombre en Bacau (Rumanía) con el que comenzó una relación sentimental.
Tras ofrecérselo él, la joven accedió a trasladarse a España junto con él y un amigo de éste. Una vez en España, los tres se dirigieron a la localidad de Cunit (Tarragona), a casa de dos amigos.
Después de que uno de los detenidos empezara a abusar de la víctima, éste comenzó a realizar llamadas invitando a otros clientes a acudir al lugar para mantener relaciones sexuales con ella. En una de esas conversaciones telefónicas, la joven pudo escucharle hablar sobre la posibilidad de venderla a una persona localizada en Suiza.
LOGRÓ ESCAPAR EN MADRID
La víctima explicó todo lo ocurrido a su novio y le dijo que quería abandonar ese lugar. Entonces, él joven --que estaba negociando la venta de la mujer y esperaba obtener importantes beneficios con ella-- amenazó de muerte a los dos amigos que residían en Tarragona y les dijo que "había que cuidar a la chica" por este motivo.
Pero esta situación propició que la chica, su supuesto novio y el amigo de éste se trasladaran a Madrid. Según ha destacado la Policía, durante ha huída a la capital, la joven preguntó en repetidas ocasiones a los acompañantes si ellos sabían que iba a ser obligada a ejercer la prostitución, aunque no recibió respuesta alguna.
Sin embargo, en Madrid averiguó que ambos estaban al corriente. Además, ni su documentación ni su teléfono móvil estaban ya en su bolso y, a partir de ese momento, comenzó a ser golpeada por su novio cuando le dijo que se lo devolviera para volver a Rumanía.
Pese a todo, la joven pudo salir huyendo por las calles de Madrid, donde una mujer la encontró deambulando y la acompañó hasta la comisaría de Policía más próxima.
Tras las declaraciones de la víctima, la Policía detuvo a los dos hombres, y, a través de las UCRIF de Madrid y Tarragona, coordinadas por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, se realizaron las gestiones necesarias para la localización y posterior detención de los dos explotadores que residían en Tarragona.
Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, con el que la Policía Nacional ha puesto en marcha una campaña de concienciación en redes sociales y medios de comunicación contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.