Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco nuevos detenidos por los incidentes ocurridos en la huelga de estudiantes el pasado 27 de marzo en Pamplona

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Navarra han detenido este jueves a cinco jóvenes más por su presunta participación en los incidentes ocurridos en Pamplona el pasado 27 de marzo durante la jornada de huelga estudiantil convocada por el sindicato Ikasle Abertzaleak.
Con estas detenciones, ascienden a un total de 20 las personas arrestadas acusadas de participar en estos hechos. La Delegación del Gobierno en Navarra ha señalado en un comunicado que durante esa jornada se produjeron "incidentes de orden público, con resultado de daños considerables en establecimientos comerciales, edificios públicos y mobiliario urbano, así como agresiones mediante el lanzamiento de objetos contundentes a la Unidades Policiales que intentaban restablecer el orden público y garantizar la seguridad de personas y vienes".
Entre los cinco detenidos este jueves hay cuatro varones y una mujer, ha informado la Delegación. Además, cuatro de los arrestados son menores de edad. A todos se les imputan los delitos de daños y desórdenes públicos sumando además dos de ellos una imputación por delito de atentado contra agente de la autoridad.
Concretamente, estos jóvenes son, presuntamente, los autores del "brutal" ataque a un establecimiento de comida rápida y a una entidad bancaria, ambos ubicados en el casco viejo pamplonés. "En el primer establecimiento se llegaron a vivir momentos de grave peligro para las familias que en esos instantes se encontraban dentro del local", ha destacado la Delegación.
En estos momentos los implicados se encuentran en dependencias policiales a la espera de prestar declaración y pasar a disposición judicial. La Policía Nacional no descarta realizar más detenciones.