Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos en la Operación Drácula contra mafias explotadoras

Quince personas durmiendo en colchones en la misma habitación. Es lo que se encontraron los agentes en una casa aislada en una finca valenciana. Trabajaban en condiciones muy precarias. Habían venido, engañados, a la campaña de los cítricos. "Muchas de ellas son captadas en Rumanía en una situación de vulnerabilidad", nos relata Vicente Calvo, capitán de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil.

De ahí la importancia del apoyo operativo junto con la Policía Nacional rumana. Es la primera vez que se da esta colaboración que ha terminado con 5 detenidos de una red mafiosa. "Realizando estas inspecciones con policías rumanos, hemos encontrado que los ciudadanos rumanos se abrían. Muchos de ellos no saben hablar español, una circunstancia que los explotadores aprovechan, porque no se pueden comunicar con la población civil", apunta el capitán Calvo.

De hecho, el resultado ha sido tan positivo que en breve se repetirá en otros lugares de España y también con policías de otras nacionalidades. Es el afán de la lucha contra la trata de seres humanos. Por ellos y por la sociedad en su conjunto. "Si una empresa está pagando todos sus impuestos", explica el mando de la Guardia Civil, "llevando a sus trabajadores con la mayor transparencia, encarecerá su producto, lo que favorece a los que están infringiendo". En el último año, 133 empresarios han sido detenidos o investigados, en el marco de 6000 inspecciones y 109 operaciones contra el fraude a la Seguridad Social.