Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diplomático González Vallve regresa a su infancia en Zamora con un libro de recuerdos, olores y emociones

El político, ingeniero y diplomático zamorano José Luis González Vallve regresa a sus paisajes de infancia y adolescencia de la Zamora de los años 50, con un libro de recuerdos, olores y emociones, en los que narra, siguiendo la estela del coche de su propio padre, las imágenes urbanas, los amigos, los juegos y los estudios de bachillerato, en aquellos duros años de la posguerra española.
El padre de José Luis, médico de profesión, que primero visitaba a los pacientes en bicicleta o caballo, tenía coche, uno de los pocos que entonces circulaban por la deprimida capital de la provincia. Medio siglo después, aquel automóvil, además de dar título al libro (El olor del coche de mi padre: recuerdos de infancia y adolescencia en Zamora), se ha convertido en una máquina del tiempo, a través de la cual González Vallve vuelve sobre sus primeros años de vida, reconstruyendo como un cronista de lo cotidiano, las gentes, los comercios, los sucesos y la vida de la ciudad.
Con un gran currículum profesional: ingeniero de caminos, licenciado en derecho, consejero en los gobiernos de Castilla y León, así como embajador de la UE en España, hasta su jubilación en 2009, el autor se convierte en una especie de antropólogo que quiere dejar constancia, para que no se pierda del todo, de un tiempo ya desaparecido y extinto.
"Recordar parte de la infancia y adolescencia en aquella Zamora y dejarlo más o menos escrito, es mi única pretensión, intentar vanamente sujetar el tiempo que se nos va y cuyo paso, a medida que envejecemos parece que acelera, que pasa mucho más deprisa", escribe en la introducción del libro.
González Vallve, que dice escribir para él, también quiere contribuir humildemente con su libro a la conservación de la memoria de la Zamora de los años 50. "Es deseable que una ciudad, una sociedad intente conservar escritos sus recuerdos. Me sentiría afortunado si contribuyo a ello, aunque sea subjetivamente y en tan pequeña medida", asegura.
"El Olor del coche de mi padre", además de un libro de recuerdos, quiere ser también una reflexión sobre el desarrollo y el progreso económico, ejemplarizado en el automóvil, entonces, un objeto del deseo al alcance de muy pocos y en la actualidad un bien de consumo masivo y termómetro del desarrollo de la sociedad. El libro, editado por la editorial Semuret, será presentado el próximo viernes en Zamora.
José Luis González Vallve, quien además de otros cargos, desde enero de este año, es presidente del Consejo de Promoción Exterior de la CEOE, publicó su primer libro en el año 2007, "La Mayor Operación de Solidaridad de la Historia", sobre la política regional europea en España, en colaboración con Miguel A. Benedicto.