Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las elecciones se convocan sin que Interior apruebe el reglamento del voto emigrante y con una vacante en la JEC

Las elecciones europeas del 25 de mayo han quedado formalmente convocadas este martes con la publicación del decreto aprobado por el Consejo de Ministros, pero Interior sigue sin aprobar el reglamento del voto de los residentes en el extranjero y el Congreso no ha sido capaz de cubrir la vacante que la Junta Electoral Central (JEC) arrastra desde hace meses.
El citado reglamento para el procedimiento de voto de los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) está pendiente desde 2011, tras la entrada en vigor de la reforma electoral que impuso a los emigrantes el llamado "voto rogado" que les obliga a solicitar previamente el ejercicio del sufragio.
Ese requisito, implantado en la reforma electoral que pactaron PSOE, PP y los nacionalistas de CiU y PNV, provocó que en las siguientes convocatorias electorales se desplomara la participación de los residentes en el extranjero. Hace unas semanas, el Congreso acordó tomar en consideración una propuesta del Parlamento gallego para corregir el sistema.
LA JEC AVISA AL GOBIERNO
Mientras eso se modifica, la Dirección General de Política Interior preguntó a la Junta Electoral cómo iba a gestionar el voto rogado, y el organismo arbitral, en una resolución a la que ha tenido acceso Europa Press, ha ratificado los criterios que viene aplicando porque, según recuerda a la Vicepresidencia del Gobierno y al Ministerio del Interior, falta ese reglamento que tiene pendiente desde 2011.
"Esta Junta lamenta que las próximas elecciones al Parlamento Europeo se vayan a celebrar sin que el Gobierno haya ejercido la habilitación para el desarrollo reglamentario del procedimiento de voto de los electores españoles residentes en el exterior e inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA), y reitera sus Acuerdo de 27 de enero y 17 de febrero de 2011 sobre la necesidad de llevar a cabo dicha previsión normativa", subraya.
Estas elecciones arrancan también con otra deficiencia y es que el Congreso todavía no ha cubierto la vacante que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Pedro José González-Trevijano Sánchez, dejó en la Junta Electoral Central tras ser elegido miembro del Tribunal Constitucional, hace ahora nueve meses.
La JEC, que actualmente preside el magistrado del Tribunal Supremo Carlos Granados Pérez, ex fiscal general del Estado, está formada por trece vocales, de los que ocho son jueces del Alto tribunal elegidos por sorteo en la institución y los otros cinco son catedráticos en activo de Derecho o de Ciencias Políticas y de Sociología, seleccionados por los grupos parlamentarios.
VACANTE DEL PP
El organismo arbitral se renovó en septiembre de 2012 y entre los juristas propuestos por los grupos parlamentarios se incluyó a González-Trevijano, promovido entonces por el PP y posteriormente ascendido al TC por el Ejecutivo.
Desde su elección como miembro del Alto Tribunal, el pasado junio, el Congreso no ha cubierto aún esa vacante y, dado que la plaza fue asignada al PP en 2012, habrá de ser este mismo partido el que proponga otro candidato, que deberá ser examinado por la Comisión Consultiva de Nombramientos de la Cámara antes de su nombramiento efectivo por parte de la Mesa del Congreso.
Además de cubrir esa vacante, el organismo arbitral deberá formalizar la incorporación del nuevo secretario general del Congreso, Carlos Gutiérrez Vicén, que tiene puesto nato en la Junta Electoral como secretario.
Mientras tanto, el Parlamento Europeo sigue con su campaña institucional, que ya ha pasado el filtro de la Junta Electoral Central al determinar que no incumple la legislación española, que prohíbe incentivar el voto porque la abstención se considera una opción tan defendible como otra cualquiera.
La JEC, a instancias del PSOE, sólo ha puesto reparos a uno de los eslóganes de la precampaña de la Eurocámara, referido al empleo. En otra resolución recogida por Europa Press, el organismo arbitral pide que, una vez convocadas las elecciones, se deje de utilizar las frases "Empleo. Mejoremos la situación; ¿Te preocupa tu situación laboral? A nosotros también", pues se podrían confundir con las campañas de los partidos. De todos modos, esos eslóganes se dejaron de usar en febrero.