Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador iraní en España garantiza la libertad de expresión en su país

El ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, hoy en Bruselas. EFEtelecinco.es
El embajador de Irán en España, Seyed Davud Salehi, aseguró hoy al ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos, que se están tomando las medidas necesarias para garantizar la libertad de expresión de quienes se están manifestando tras las elecciones en su país.
Moratinos, quien se reunió con Salehi esta mañana en Madrid, se refirió a esa entrevista en la rueda de prensa que ofreció en Bruselas durante el Consejo Europeo que se celebra en la capital belga.
El Ministerio de Asuntos Exteriores español ya informó esta mañana de que Moratinos había pedido al embajador iraní que los representantes de los medios de comunicación españoles puedan permanecer en Irán para seguir informando de la situación de tensión surgida tras las elecciones presidenciales.
Una petición, ante la que el embajador se comprometió a hacer todo lo posible para que así sea.
Moratinos confirmó en la rueda de prensa ese compromiso y explicó que Salehi le informó de la investigación que se está haciendo en algunos colegios electorales iraníes en los que se duda de la fiabilidad del escrutinio.
En ese contexto es cuando el ministro español dijo que el embajador iraní le garantizó que se están tomando las medidas necesarias para que se pueda llevar a cabo ese proceso de forma respetuosa con la libertad de expresión de los manifestantes que han salido a las calles de Teherán.
El representante iraní le aseguró también que su país quiere trabajar con la comunidad internacional y buscar una salida dialogada al contencioso nuclear.
Además, ha apelado al papel que puede jugar España como buen conocedor de Oriente Próximo para que sirva de actor para transmitir la voluntad de las autoridades iraníes.
La entrevista entre Moratinos y Salehi no se concertó a consecuencia de la situación que se vive actualmente en Irán, sino que estaba fijada desde hace tiempo como despedida debido a que el embajador abandonará España la próxima semana.