Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los tres encarcelados del caso "Gürtel" abren su correspondencia ante Garzón

Los tres únicos imputados en el caso "Gürtel" que están encarcelados -el líder de la supuesta trama de corrupción, Francisco Correa, y sus presuntos colaboradores Antoine Sánchez y Pablo Crespo- han sido conducidos hoy a la Audiencia Nacional para abrir su correspondencia ante el juez Baltasar Garzón.
Según han informado fuentes jurídicas, el magistrado había ordenado que se abriera su correo y se leyera en su presencia el contenido de las cartas que les envían a la prisión madrileña de Soto del Real, donde ingresaron el pasado 11 de febrero, para comprobar si tienen relación con la investigación.
Si el juez determina que las misivas recibidas pueden tener algún interés en el "caso Gürtel" se acordará su incorporación a la causa y, en caso contrario, se entregarán a los receptores, que se encuentran en prisión preventiva acusados de asociación ilícita, cohecho, fraude fiscal, blanqueo de capitales y tráfico de influencias.
Se trata de un trámite que habitualmente se hace en prisión, pero la Ley de Enjuiciamiento Criminal (Lecrim) permite al juez ordenar que haga delante de él.
Así, el artículo 579 de la LECrim establece que "podrá el Juez acordar la detención de la correspondencia privada, postal y telegráfica que el procesado remitiere o recibiere y su apertura y examen", mientras que el 584 dice que "para la apertura y registro de la correspondencia postal será citado el interesado".
El primero en comparecer ante Garzón ha sido Correa, que entró a las 13.10 horas en el despacho, esposado, con aspecto desmejorado y vistiendo vaqueros y la misma americana azul con coderas marrones que llevaba el día que declaró por primera vez ante el magistrado.
Correa permaneció veinticinco minutos en el despacho y salió sosteniendo en sus manos una carta, mientras que su primo Antoine Sánchez salió diez minutos después de entrar en el juzgado y, al ser preguntado por los periodistas por el motivo de su comparecencia ante Garzón, ha contestado que venía "para saludar al juez".
El juez sigue instruyendo el "caso Gürtel", al menos, hasta que los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y de Valencia contesten si asumen esta causa tras haberse inhibido en su favor al haber hallado indicios contra aforados regionales de ambas comunidades autónomas.
Así, mañana tiene previsto tomar declaración a partir de las 10.00 horas a otros seis nuevos imputados, entre los que destacan los ex alcaldes de las localidades madrileñas de Pozuelo y de Arganda del Rey, Jesús Sepúlveda y Ginés López, respectivamente.