Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las entregas de dinero a Bárcenas coinciden con sus viajes a Suiza

Francisco Correa. Foto: EFEtelecinco.es
Luis Barcenas viajó a Suiza coincidiendo con entregas de dinero de la red Correa . En concreto en los primeros meses de 2002 recibió algo más de 600.000 euros de dinero negro en tres pagos. Las entregas de ese dinero coinciden con viajes de éste a Suiza. Viajes que abonaba también la caja B de Correa así como sus estancias en hoteles de lujo. Toda es información se encontraba en el pen drive de uno de los contables de Correa.
Amistades pagadas
Francisco Correa acudió al juzgado a explicar el funcionamiento de una trama que requería de buenas amistades . Se jactó de ellas. Él y los suyos cultivaban sus contactos agasajando con regalos a altos cargos del PP y a sus mujeres, como consta en conversaciones telefónicas intervenidas: entre otras, llamadas entre el supuesto delegado de la trama en Valencia, Alvaro Pérez, y la mujer del Presidente Camps, o esta otra con la del vicepresidente Víctor Campos.
Según la investigación, usaban esas relaciones en administraciones del PP para conseguir contratos a determinadas empresas. De ellas obtuvieron 27 millones de euros en sobornos. Bárcenas, Galeote, Merino y Sepúlveda, son identificados como los intermediarios principales de Francisco Correa.
López Viejo, mediador de Correa
Sin embargo, no sólo fueron ellos los mediadores de Correa. El ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo aparece en el sumario del "caso Gürtel" como el principal contacto en Madrid del líder de la trama, Francisco Correa, que habría obtenido a través de él la adjudicación de centenares de contratos del Gobierno regional de forma irregular.
En concreto, un informe judicial incluido en la parte del sumario sobre la que se ha levantado el secreto analiza 367 operaciones que el Ejecutivo de Esperanza Aguirre realizó con las empresas del grupo de Correa y concluye que todas ellas menos tres se tramitaron como contratos menores, lo que permitió que se adjudicaran directamente.
El propio Correa reconoció que López Viejo les obligaba a facturar por debajo de los 12.000 euros, ya que así, según la normativa nacional, la contratación del servicio se podía conceder a sus empresas sin necesidad de concurso público. El informe judicial sobre estos contratos considera que esta forma de facturación vulneró los principios de publicidad y concurrencia en los procedimientos de contratación que son aplicables al sector público de acuerdo con la normativa nacional y comunitaria.
El ex consejero tenía una "cuenta personal" en la "caja B" de la red, en la que el contable de la organización CGS
, José Luis Izquierdo, anotaba las entregas de dinero que le fueron hechas y que, entre noviembre de 2004 y febrero de 2007, sumaron 286.000 euros. En otras cuentas aparecen apuntes de varios pagos más que recibió durante esas fechas por un montante de 206.000 euros.