Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro de cada diez españoles quiere más centralismo o menos autonomía, sobre todo votantes de PP y UPyD

El 58 por ciento de los electores de CiU querrían un Estado que permitiese la independencia
Un 39 por ciento de los españoles ve necesario un cambio en el modelo territorial español dirigido hacia un Estado con un único gobierno central, es decir, sin autonomías, o un Estado en el que las comunidades tengan menor autonomía que en la actualidad. En el caso de los votantes del PP y de UPyD, ese porcentaje sube hasta el 55,9 y el 65,3 por ciento, respectivamente.
Según se refleja en el Barómetro de Opinión realizado el pasado mes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un 21,9 por ciento de los ciudadanos apuesta por volver a un modelo centralizado y un 17,1 por ciento cree que las comunidades deberían tener menos autonomía.
Ambos grupos superan en porcentaje al que aboga por dotar de mayor autonomía a las comunidades, modelo por el que apuesta el 12,3 por ciento, y sólo un 8,9 por ciento considera que a las comunidades se les debe dar la posibilidad de convertirse en Estados independientes. A pesar de todo, son mayoría (30,8 por ciento) los que opinan que la organización territorial del Estado debe permanecer como está.
UN TERCIO DEL PP QUIERE GOBIERNO CENTRAL
Entre los votantes del PP, según las tablas recogidas por Europa Press con los datos distribuidos en función del recuerdo de voto emitido en las últimas elecciones generales, la opción mayoritaria es el Estado con un único Gobierno central (32,4 por ciento), seguido de optar por un modelo territorial como el actual (28,8 por ciento) y un Estado con menos autonomía para las comunidades (23,5 por ciento).
En cambio, el mayor porcentaje de simpatizantes de UPyD, un 36,1 por ciento, se muestra más favorable por un Estado en el que las comunidades tengan menos competencias, seguido por un 29,2 por ciento que prefieren el Estado centralizado. El 18,1 por ciento de estos votantes apuestan por el modelo actual.
Estas preferencias de electores de PP y UPyD se contraponen con las de otros partidos como PSOE e IU. En el primer caso, son mayoría (38,2 por ciento) los que se decantan por el modelo actual, para bajar al 19,8 por ciento que apuestan por un único gobierno central, que son más que los que querrían más competencias para las comunidades (16,8 por ciento).
LA CUARTA PARTE DE IU QUIERE MÁS COMPETENCIAS
Para el 37,9 por ciento de los votantes de IU también es preferible el modelo actual. Un 24,1 por ciento apuestan por mayor autonomía para las comunidades y sólo un 11,7 por ciento querrían un Estado con un único gobierno central.
Las cosas cambian si se trata de los electores de CiU, ya que hasta un 58 por ciento abogan por un cambio en el modelo de Estado en el que fuera posible la independencia. El 23,2 por ciento preferiría que las comunidades pudieran tener más competencias, mientras que el resto de las opciones no superan el 9 por ciento.