Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles pidieron 'Paz' tras el 11-M, frente a las reacciones 'patrióticas' en el 11-S

Los atentados cometidos en los trenes de cercanías en Madrid, el 11 de marzo de 2004, conmocionaron España y quedaron bien grabados en la sociedad. Un estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha examinado con minuciosidad las expresiones colectivas materializadas en lo que el CSIC denomina 'altares improvisados', al referirse a los distintos mensajes hallados en las estaciones de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia después de los atentados.
Este estudio, denominado el 'Archivo del duelo', recoge los casi 70.000 documentos que inundaron estas estaciones de Cercanías durante aquellos días. En total, recopila 2.482 fotografías, 64 grabaciones de audio y vídeo, 6.432 documentos en papel, 495 objetos tridimensionales y 58.732 correos electrónicos.
Una llamada a la 'Paz', antes y después de los atentados
Entre las conclusiones principales destaca una general llamada a la 'Paz': a pesar de que los distintos mensajes se depositaron en los lugares donde habían fallecido decenas de ciudadanos como consecuencia de una agresión terrorista, las ideas principales transmitidas llamaban principalmente a la no violencia. "Pedían una respuesta, un cambio social", en opinión de la coordinadora del proyecto, Cristina Sánchez-Carretero. No resulta casual precisamente que esa llamada a la paz fuera el principal mensaje en las manifestaciones de marzo de 2003 contra la Guerra de Irak. En tales momentos, el imperativo de la no violencia tomó la forma -utilizada electoralmente por los partidos de izquierdas- del 'No a la Guerra'. Pero el mensaje era el mismo. 
En todo caso, resulta interesante y llamativo subrayar el contraste de estos mensajes en España tras el 11-M con los estudiados en su momento en relación con el 11-S en los Estados Unidos. Frente a las consignas que se identificaban con la "nación-Estado" y la "guerra contra el terrorismo" tras los asesinatos masivos de las Torres Gemelas, después del 11-M, los mensajes de solidaridad se centraban más bien en Madrid y en el concepto del tren, reflejado en frases como 'Todos íbamos en ese tren', 'Paz', 'Otro mundo es posible' o "Todos somos Madrid'. Una distinta concepción de la ciudadanía entre dos civilizaciones occidentales relativamente próximas.
Rituales e iconografía religiosa
Los investigadores se han visto sorprendidos además por la gran cantidad de iconografía religiosa encontrada en estos lugares. De este modo, el investigador Antonio Cea Gutiérrez se encargó de analizar 919 testimonios católicos encontrados -imágenes, rosarios, cruces, crucifijos y sobre todo estampas-, aunque también se recogieron algunos ortodoxos y otros del Islam.
Lo que queda claro es que estos lugares se convirtieron en auténticas sedes de los rituales de duelo colectivos que tuvieron lugar tras los atentados. Con motivaciones religiosas o sin ellas, las personas asistentes acudieron con diferentes objetos: desde cortinas arrancadas de su casa con la palabra 'paz', hasta papeles de regularización de inmigrantes, sábanas y otros materiales a los que se les atribuyeron estos significados. Lo que indica que, en su mayoría, la ciudadanía española tenía las ideas bastante claras.