Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 6,19% de los españoles ha sido víctima de un robo durante el último año, según un estudio de Securitas Direct

Un 6,19 por ciento de los españoles ha sido víctima de un robo en primera persona durante el último año, según un estudio del Instituto Sondea para Securitas Direct, que revela además que 6 de cada 10 encuestados (el 58,28 por ciento) considera que hay menos seguridad ahora que hace dos años.
La encuesta, que tiene por objeto conocer la percepción ciudadana sobre la seguridad, revela también que más del 75 por ciento de los españoles piensan que los chalets independientes son las viviendas más vulnerables ante los ladrones, por delante de los pisos bajos (10%) y los pareados o adosados (9%).
En cuanto a negocios, el 61 por ciento de los encuestados han manifestado que, a su juicio, se necesita una mayor protección en las joyerías, seguidas de los bancos (12%) y tiendas de telefonía móvil o informática (7%).
El estudio también revela las preocupaciones de los encuestados ante una posible intrusión en su vivienda. El 82 por ciento teme que el robo suceda cuando su familia o ellos se encuentren dentro del hogar, seguido del destrozo de su casa (55%) y la sustracción de objetos personales o recuerdos (39%). Sin embargo, lo que menos inquieta es que los intrusos se lleven dinero (8%).
Ante estas situaciones, la medida de seguridad más efectiva para los españoles es la alarma conectada a una central receptora (36%). A continuación, se sitúan la vigilancia privada (25%), las puertas blindadas (12%) y las cámaras de seguridad (8%).
La encuesta ha sido realizada sobre una muestra de 2.004 individuos residentes en España de entre 30 y 65 años de edad, seleccionados de forma proporcional a las cuotas de población española en función del sexo, grupo de edad y comunidad autónoma.