Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un total de 28 exconsejeros de Caja Madrid utilizaron la 'tarjeta B' tras su cese

La Comisión de Control de Caja Madrid, presidida nuevamente por Fernando Serrano -afín al Ayuntamiento de Madrid- se reúne hoy para conocer la situación financiera de la entidad en 2008. EFE/Archivotelecinco.es

Un total de 28 de los 86 consejeros de Caja Madrid utilizaron la 'tarjeta B' con fondos no declarados a Hacienda después de haber presentado su cese como miembros de los órganos corporativos de la entidad, según consta en la documentación del 'caso Bankia' que investiga el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu.

La información que la entidad puso en manos del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), principal accionista de Bankia, y ésta trasladó a la Fiscalía Anticorrupción revela que entre los años 2003 y 2012 un total de 22 miembros del Consejo de Administración que presidía Miguel Blesa y de la Comisión de Control realizaron movimientos tras abandonar la entidad.
El plazo en el que siguieron utilizando la tarjeta osciló entre uno y ocho meses después de su cese, según consta en esta documentación, que no detalla la identidad de los consejeros que realizaron estas prácticas. Los directivos de la caja madrileña y otros cuatro de Bankia gastaron entre 1999 y 2012 un total de 15,5 millones de euros en gastos personales como restaurantes, grandes superficies, hoteles y ropa.
Además, otros seis consejeros renovaron sus tarjetas como miembros del Consejo de Administración y de la Comisión de Control de la entidad después de haber dejado el cargo, aunque en este caso realizaron movimientos durante un periodo de entre uno y tres meses.
Tras recibir esta documentación, el juez Andreu ha preguntado al Banco de España si conocía la existencia de estas tarjetas y les ha pedido que analice estas prácticas en el marco del informe pericial que está realizando para determinar si los exdirectivos de la entidad pudieron cometer un delito de administración desleal, informaron fuentes jurídicas.
El magistrado ha dictado una providencia en la que traslada a los peritos del Banco de España que analizaban las retribuciones de los exconsejeros de la entidad los informes elaborados por la Fiscalía Anticorrupción y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a partir de la documentación facilitada por Bankia.
Representantes de los partidos
Entre los exconsejeros que utilizaron este medio de pago opaco a la Hacienda Pública se encuentran el expresidente de Bankia Rodrigo Rato y de Caja Madrid Miguel Blesa y representantes del PP, el PSOE, IU, los sindicatos y los empresarios.
El fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, trasladó el pasado 24 de septiembre al juez Andreu, que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia, las diligencias que había abierto el pasado 24 de septiembre por posibles delito societario y de apropiación indebida.
El Ministerio Público comenzó estas pesquisas después de que Bankia comunicara el uso irregular de las tarjetas al FROB y este organismo, dependiente del Banco de España, lo pusiera en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción.
"Al margen del circuito establecido"
Según Anticorrupción, las tarjetas fueron emitidas "al margen del circuito establecido con carácter general y ordinario" del banco, con un gasto de 15.249.300 euros para los exconsejeros de Caja Madrid entre 2003 y 2012 y de 245.200 euros para los de Bankia entre 2011 y 2012. Esta entidad interesó la justificación de los gastos a sus ejecutivos y directivos, quienes procedieron a devolver el dinero, según fuentes de la entidad.
En concreto, los 21 consejeros ejecutivos y directivos de Caja Madrid, entre ellos Blesa y Sánches Barcoj, gastaron 6.285.100 euros entre 2003 y 2011, mientras que 65 miembros de la Comisión de Administración y Control de la caja cargaron un total de 8.964.200 euros en el mismo periodo.
Entre ellos se encuentran el exsecretario general del PP de Madrid Ricardo Romero de Tejada, el exdiputado 'popular' Pablo Abejas, el exnúmero 2 del PSM Antonio Romero y el dirigente de IU José Antonio Moral Santín y el sindicalista de CCOO Antonio Baquero.
El mayor gasto, en efectivo de los cajeros
El 33,2 por ciento de los gastos corresponden a efectivo sacado de los cajeros, el 14,8 a desplazamientos y viajes, el 11,1 por ciento a grandes superficies, el 10,1 por ciento a restaurantes, el 8,3 por ciento a hoteles, el 5,8 por ciento a ropa y complementos y el 3,3 por ciento a alimentación. El 13,4 por ciento se correspondía con otros gastos.
Entre 2011 y 2012, cuatro consejeros ejecutivos y directivos de Bankia utilizaron las tarjetas aunque devolvieron los importes. Sánchez Barcoj facturó cerca de 90.900 euros; Rodrigo Rato, 54.800; Matías Amat, 42.000; y José Manuel Fernández Norniella, 9.700. La tarjeta de Francisco Servando Verdú no registró ningún movimiento.
En estos dos años, además, 14 de los 20 consejeros y directivos de Caja Madrid realizaron movimientos por valor de 47.900 euros. Entre ellos estaban el exsecretario de Estado de Hacienda con el PP José Manuel Fernández Norniella y el presidente de la patronal CEIM Arturo Fernández.