Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exembajador español Ignacio Rupérez advierte de que Irak acabará "partido" entre los países de la región

El exembajador español en Irak Ignacio Rupérez ha advertido este miércoles de que Irak es ya un país "dividido" y podría terminar "repartido" entre las naciones vecinas de la región como consecuencia de la "guerra" que está sufriendo en la actualidad, que "cada día es más compleja".
"Es tremendo. En Irak se está produciendo una guerra civil dentro de otra guerra civil, como los enfrentamientos que hay dentro de las mismas sectas. Está dividido. Irak es la madre de todo el conflicto. Tarde o temprano, Irak será un país partido entre los vecinos", ha asegurado Ruipérez, en declaraciones a Onda Cero.
Tras asegurar que el primer ministro saliente, Nuri al Maliki, se ha revelado como "un falso amigo" para Estados Unidos, ha afirmado que ha hecho "una política nefasta" en Irak y que el "conflicto de Mesopotamia" está "alcanzando unos niveles insoportables en el acoso a las minorías".
El exembajador en Irak ha asegurado que en Reino Unido existen "problemas electorales" que están impidiendo al primer ministro, David Cameron, "reaccionar como debería".
Sobre la reacción de la comunidad internacional, ha afirmado que apenas se está reaccionando y que hay un problema humanitario muy grave. Creo que lentamente se está reaccionando. Hay un problema humanitario horroroso. El conflicto de Mesopotamia está alcanzando unos niveles insoportables en el acoso a las minorías", ha afirmado.
"El presidente (de Estados Unidos, Barack) Obama está tratando levantar las ruinas dejadas por su predecesor en todo Oriente Medio. Esta situación deriva de la locura de la administración anterior. Entiendo que Obama se haya retenido en sus intervenciones. Ha preferido estar en un segundo plano. El presidente Obama, que prometió acabar con las guerras, se ve imposibilitado para cumplir su promesa. Lo único que está consiguiendo es sacar a sus soldados de los conflictos que siguen abiertos", ha explicado.
Ruipérez ha hecho hincapié en que la guerra en Irak "no ha acabado y cada día es más compleja". "En Mesopotamia se están viviendo guerras superpuestas. Estamos en una fase apoteósica", ha dicho. Además, se ha mostrado favorable a una intervención militar occidental. "Por supuesto que sí. Algo hay que hacer. De poco valen las acciones aéreas en este tipo de guerras poco tecnológicas. Los países vecinos no se han movido. Han permanecido en silencio", ha considerado.