Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El expresidente de SCC Josep Ramon Bosch se sentará en el banquillo por presuntas injurias

La jueza rechaza archivar porque los insultos estuvieron en Facebook hasta septiembre
El expresidente de SCC Josep Ramon Bosch se sentará en juicio en el banquillo de los acusados por un presunto delito de injurias contra varias personalidades catalanas colgadas en un perfil anónimo en Facebook.
Lo hará después de que el Juzgado de Instrucción 3 de Manresa (Barcelona) haya desestimado la petición de Bosch de archivar la causa por una supuesta prescripción, según ha informado este martes en un comunicado la asociación Drets, que forma parte del caso como acusación particular.
La investigación parte de una querella interpuesta por esta asociación --en representación del actor Toni Albà-- en la que denunció que Bosch estaba detrás de una página Facebook desde la que, desde 2012, se publicaron mensajes con amenazas al entonces presidente de la Generalitat Artur Mas, al juez Santiago Vidal, al que era diputado de la CUP David Fernández y al propio actor, entre otros.
Bosch compareció como investigado el 20 de enero en el juzgado pero se acogió a su derecho a no declarar mientras el tribunal no resolviese sus alegaciones defendiendo que el caso habría prescrito ya que la querella se interpuso más de un año después de presuntamente producirse los hechos.
NAVEGACIÓN CERTIFICADA
Sin embargo, el juzgado considera que el presunto delito no ha prescrito ya que hasta septiembre las injurias estaban colgadas en esta red social, según ha informado Drets.
Tras la querella, el juzgado abrió diligencias y, aunque el perfil de Facebook 'Fèlix de Sant Serní de Tavèrnoles' fue eliminado pocas horas después de la denuncia, Drets presentó un acta de navegación certificada en la que consideran que se demuestra su existencia.