Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscal pide 25 años de cárcel para un hombre por matar a su esposa y prenderle fuego

La Fiscalía pide 25 años de cárcel para un vecino de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) por asesinar a su esposa, a la que había sometido a un maltrato continuo, atarla con alambres para que no se moviera y luego prender fuego a su cuerpo.
"Fue él el que la mató. En un momento determinado la mató y la quemó", ha explicado la fiscal del caso al tribunal popular en la primera sesión del juicio este viernes en la Audiencia de Barcelona, que está previsto que escuche el lunes la declaración del acusado, Antonio S., de 45 años.
La fiscal sostiene que la madrugada del domingo 5 de enero de 2014 el acusado estaba con su esposa en el domicilio que compartían en una masía apartada de Vilanova i la Gertú y allí la atacó con un instrumento contundente fracturándole el cráneo.
"Posteriormente, tras envolverla con una manta y ligarla con trozos de alambre para evitar que se moviera, prendió fuego a su cuerpo quedando carbonizado en su práctica totalidad", detalla la fiscal en su escrito de acusación, en el que señala que murió de una hemorragia por el golpe pero que al prenderle fuego le infligió un aumento considerable del sufrimiento.
La víctima no tuvo opción de defenderse porque el marido tenía más fuerza, porque ella había bebido y además estaban en la masía apartada sin posibilidad de que nadie la auxiliara; una casa en la que vivían "en un ambiente degradado y de marginalidad", ha explicado la fiscal este viernes al tribunal.
AGRESIONES CONTINUAS
Durante su matrimonio, Antonio S. había sometido presuntamente a la víctima a una situación de ataques y agresiones continúas físicas y psíquicas, y ella había llegado a denunciar algunos de los episodios, por los que él ya fue condenado por malos tratos.
Al morir, la mujer tenía 43 años y tres hijos: una hija mayor de edad y dos hijos menores, a los que la fiscal pide que el acusado indemnice y se dicte una orden de alejamiento.