Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los gobiernos iberoamericanos quieren aumentar la protección a la infancia

Niños indígenas trabajadores de Santa Rosa de Pisiñag, a 30 kilómetros de Riobamba (Ecuador). EFE/Archivotelecinco.es
Iberoamérica quiere aumentar la protección a la infancia, incrementar los programas para facilitar el acceso a la tecnología de los más pequeños y mejorar la sanidad, la educación y la integración social de la población infantil.
Según declaraciones a EFE de delegados y expertos que participan en la Conferencia Ministerial Iberoamericana sobre Infancia y Adolescencia, que concluye hoy tras dos días de debates, hay consenso para potenciar los programas en esta materia existentes en esta comunidad de países.
Las 14 naciones representadas en la conferencia de Lisboa han elaborado un documento de conclusiones con recomendaciones en ese sentido para elevarlo a la cumbre iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará a finales de noviembre en el balneario de Estoril.
Entre las medidas de apoyo a la infancia más destacadas en la reunión está el acceso a la tecnología desde la enseñanza básica, área en la que varios países, entre ellos Portugal y Uruguay que presentaron en Lisboa sus respectivos proyectos para dotar de ordenadores con acceso a internet a todos los escolares.
En los debates, con participación de expertos de organismos internacionales, se ha analizado también la otra cara del acceso a la tecnología que supone la falta de filtros adecuados en internet que eviten la exposición de los menores a contenidos potencialmente peligrosos, como puso de relieve España.
La reunión ministerial ha puesto además el acento en la necesidad de combatir problemas de la población infantil más viejos y acuciantes, como la marginalidad o el trabajo de los niños en la calle, que Paraguay se ha propuesto erradicar, según explicó su delegación.
En la conferencia de Lisboa se han examinado también los programas de cooperación y las experiencias de cada país para hacer frente a los problemas de niños y adolescentes en las sociedades iberoamericanas, desde la violencia al acceso a la educación y la falta de oportunidades.
En ese sentido hay consenso, según fuentes de la reunión, en profundizar los programas, varios con apoyo de la Comunidad Iberoamericana, para garantizar el acceso a la educación y ampliarla entre los colectivos de población donde la marginalidad y falta de recursos es mayor.