Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 3.000 haitianos abandonan tres sectores dominicanos tras la petición de sus vecinos

El trato que reciben los haitianos en República Dominicana y la actitud del Gobierno del país ante esta situación han sido objeto de numerosas críticas de diferentes organizaciones. EFE/Archivotelecinco.es
Unos 3.000 haitianos indocumentados, que residían en tres sectores del sur de la provincia de Santiago, norte de la República Dominicana, abandonaron el lugar a solicitud de dominicanos que acusan a algunos de los inmigrantes de los actos delictivos que ocurren en la zona.
Así lo informó hoy el presidente de la Unión de Juntas de Vecinos de la zona sur de Santiago, José Alberto Peña, quien explicó que tomaron la medida tras una serie de reuniones con los vecinos de los sectores de Yapur Dumit, Villa Verde y Arroyo Hondo, donde residían los haitianos.
"Lo hicimos de una forma civilizada y sin maltrato, simplemente le dijimos que no los queríamos en nuestras comunidades y los conminamos a marcharse", explicó en declaraciones a la prensa.
Peña dijo que vecinos de la zona acordaron no rentar viviendas a los haitianos ni emplearlos.
"Al verse sin trabajo, sin techos donde dormir y con una intimación de los habitantes de que tenían que abandonar estos lugares, ellos accedieron sin muchas dificultades", aseguró.
El dirigente comunitario dijo que ante la inasistencia de las autoridades de Migración en esos lugares, sus residentes decidieron tomar la medida, "pero siempre respetando los derechos civiles y humanos de esas personas, porque la mayoría lo hizo de manera voluntaria", aseguró.
Peña se mostró alarmando por la gran cantidad de haitianos indocumentados que viven en la zona.
Aunque no existen datos oficiales se calcula que alrededor de un millón de haitianos vive en la República Dominicana y se dedica a trabajos de construcción, turismo, comercio y agricultura.
El trato que reciben los haitianos en República Dominicana y la actitud del Gobierno del país ante esta situación han sido objeto de numerosas críticas de diferentes organizaciones.