Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los imputados por el caso del espionaje niegan seguir órdenes de políticos

Alfredo Prada lo denunció. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid, Carmen Valcarce, ha tomado declaración como imputados a tres asesores de la Consejería de Interior de la Comunidad de Madrid en el marco de la investigación sobre el supuesto espionaje a miembros del Gobierno madrileño.
Enrique Molina, abogado de José Luis Caro Vinagre, José Oreja Sánchez y Antonio Coronado Martínez, ha dicho que sus defendidos han declarado que "nunca se han hecho seguimientos o vigilancia con la finalidad de vigilar las costumbres íntimas de estas personalidades", sino sólo controles habituales de seguridad y de los edificios. Han negado seguir órdenes de cargos políticos.
Los tres guardias civiles, que han quedado en libertad sin cargos, sí han reconocido haber realizado labores de seguimiento a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y al vicepresidente, Ignacio González, y a "determinados consejeros". No obstante, han negado haber seguido al ex consejero Alfredo Prada. Además, según Molina, "desmontaron el informe policial" por el que fueron imputados, que "tenía muchas lagunas".
Los tres ex guardias civiles "no reconocen la autoría de los partes publicados en prensa", que, por otro lado, según ha explicado Molina, "están hechos a la inversa de lo que sería un informe policial", ya que parten de una conclusión: "quieren situar a una persona en un sitio". También han subrayado que el acceso de los tres al puesto de trabajo que desempeñaron como asesores de seguridad no fue por vía "digital del consejero", sino que se debió a su curriculum y a sus años de servicio en la Guardia Civil.
En "septiembre u octubre" comparecerá el director del Area de Seguridad de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, Sergio Gamón, jefe directo de los tres imputados.
 
Gallardón elude hablar sobre el tema
Manuel Cobo pide que "no se dejen presionar"
 
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha apelado a la unidad entre administraciones e ideologías que supone la candidatura olímpica de Madrid'16 para no hablar del supuesto espionaje.
Según el regidor, no le parecería "correcto aprovechar ni el sitio", la sede de la Presidencia del Gobierno, "ni la ocasión", una rueda de prensa sobre la candidatura olímpica, para pronunciarse sobre "este tipo de asuntos".
La revelación ha motivado que uno de los supuestamente seguidos, el vicealcalde Cobo, se haya dirigido expresamente a su correligionario del PP Francisco Granados a través de la prensa. Cobo le ha pedido "que diga la verdad de todo lo que sabe o, al menos, que diga lo que va diciendo que sabe" sobre los supuestos espionajes a políticos en la Comunidad.
"Con eso bastaría", ha apostillado el vicealcalde, que además ha aconsejado a los tres imputados "que digan la verdad, que es una salida honorable, que aquellas actuaciones que fueron realizadas por obediencia deben ser puestas en conocimiento del juzgado".
El caso de los presuntos seguimientos a políticos madrileños trascendió a finales de enero pasado y dio origen incluso a la creación de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid, que cerró después de varias semanas de trabajo entre críticas de la oposición de izquierdas.